Están afectados todos los vehículos de más de tres años de antigüedad o que hayan pasado los 60.000 kilómetros. En pocos días terminan de construir los talleres.

El gobierno porteño saldará una cuenta pendiente de 20 años y desde agosto aplicará la Verificación Técnica Vehicular (VTV) en la Ciudad, así como se hace en la Provincia.

Se espera que pasen cada año por los talleres más de un millón de vehículos, entre autos, motos, camioneras, cuatriciclos, casas rodantes y todo tipo de automotores.

Desde la Secretaría de Tránsito y Transporte de la Ciudad le aseguraron que en pocos días estarán terminados los talleres donde se podrá hacer la verificación. Allí deberán realizar el chequeo mecánico todos los automotores que tengan más de tres años de antigüedad o más de 60.000 kilómetros de uso, y en el caso de las motos, las que tengan un año. Los vehículos tendrán un mes asignado para ir a hacer el control, según el número de su patente.

Aunque se desconoce cuál será el valor de la tarifa, se definirá más cerca de la fecha de inicio de actividades de los talleres y costaría un monto similar que en la Provincia,donde esta semana pasará a valer de 614 pesos.

Los autos de jubilados que ganen la mínima o cuyo valor sea menor al mínimo por el cual se empieza a pagar Patentes deberán hacer el chequeo pero no tendrán que pagar nada, al igual que los vehículos de los discapacitados, tanto los adaptados como los que no lo son pero no superen el doble del mínimo de pago de Patentes. La VTV ya es obligatoria para taxis, remises y micros escolares.

El chequeo, de hecho, será muy similar al que se les realiza a los vehículos bonaerenses. En los talleres revisarán tren delantero, frenos, el estado del chasis y los neumáticos, la dirección, los sistemas de seguridad como cinturones de seguridad o matafuegos y también la emisión de gases y ruidos. Además, controlarán toda la documentación.

A los vehículos que tengan todo en orden les pegarán una oblea en el parabrisas y no tendrán que volver hasta el año siguiente. Si encontraran alguna falla mecánica o de seguridad, el dueño del vehículo tendrá 60 días para repararlo y volver a hacer el control, que esta vez será gratuito. Además, habrá unidades móviles que podrán hacer controles aleatorios de vehículos en las calles.

Quienes circulen sin la VTV podrán enfrentar multas de 150 Unidades Fijas, lo que hoy equivale a $975, porque el valor de cada UF equivale a medio litro de nafta súper. En tanto, quienes tengan la oblea vencida o nunca haya pasado por los talleres podrán pagar hasta 600 UF, o sea $ 3.900.

La VTV es un requisito obligatorio votado en la Ley Nacional de Tránsito de 1995. Pero cada provincia debía refrendarla con una ley local, lo que se concretó en muy pocos distritos, como la provincia de Buenos Aires, Córdoba o Tucumán, y se demoró en el resto del país, por falta de voluntad política. En la Capital Federal esto recién ocurrió en 2006 por la Legislatura porteña. Después hubo otra larga demora en el armado y aprobación de los pliegos y en el llamado a licitación, que incluyó una medida cautelar que frenó el proceso en toros 2013. En junio pasado se concretó la concesión del servicio. Ganaron cinco empresas, que deberán montar dos talleres cada una. Como uno de esos lugares tendrá el doble de capacidad, habrá 11 lugares donde hacer la VTV.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.