Habrá actividades en la ciudad entre 1 y el 7 de agosto, en consonancia con la campaña mundial para fomentar la lactancia materna.

El mundo celebra, a iniciativa de la Organización Mundial de la Salud, la Semana Mundial de la Lactancia Materna en la primera semana de agosto.  A lo largo de esa semana se busca incentivar la lactancia y mejorar la salud de los bebés. Buenos Aires adhiere con una serie de actividades.

Bajo el lema “Lactancia Materna clave para el desarrollo sostenible”, la Semana tendrá una jornada para madres y mujeres embarazadas en Parque Avellaneda. Allí, el martes 2 de agosto, tendrá lugar una caminata de 9.30 a 11. Será frente al Cesac 13, en Avenida Directorio 4210 y no se suspende por lluvia. Además, habrá charlas sobre lactancia y nutrición.

Durante la semana habrá actividades en varios hospitales porteños. En el Alvarez habrá charlas y entregas de folletos. Allí será el cierre de la Semana, con la presencia de payamédicos.

De lunes a viernes, la actividad será intensa, también, en el Argerich, el Elizalde, el Vélez Sarsfield, el Penna, el Piñero, el Pirovano, el Rivadavia y la maternidad Sardá.

La OMS recomienda alimentar al bebé con leche materna en forma exclusiva durante los primeros seis meses de vida del bebé para luego ir incorporando diferentes alimentos, complementando con la lactancia materna hasta los 24 meses. A las madres las ayuda a recuperar el peso previo al embarazo y permite reducir el riesgo de contraer cáncer de ovarios y de mama. Mientras que pare el bebé es importante porque ayuda a evitar enfermedades como infecciones respiratorias, otitis y diarreas.