Cifras oficiales arrojan que más de 15000 niños no tienen vacante en las escuelas porteñas

La información fue suministrada por la organización “La vacante es un derecho”, los que refirieron que aproximadamente 6400 niños no lograron inscribirse por falta de recursos y el deficitario sistema de inscripción.

Los datos oficiales respecto a las vacantes en territorio porteño son un escollo que aumenta día a día y el ejecutivo de la Ciudad no da ninguna respuesta. Desde la asociación “La vacante es un derecho” dieron a conocer los datos oficiales arrojando el siguiente resultado: 15.631 niños que fueron inscriptos en el sistema en línea habilitado a tal efecto por el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se quedaron sin vacantes.

De la totalidad de alumnos sin vacantes, 13.972 son del nivel inicial, 1232 de la educación primaria, y 427  de la educación secundaria. A su vez, Micaela López Rodríguez, cofundadora del colectivo “La vacante es un derecho”, afirmó a la prensa: “Este año hay una elevada cantidad de personas que por distintas razones vinculadas a la crisis económica no pudieron validar la inscripción porque tienen que elegir entre cargar la Sube y comprar alimentos. La validación se hace personalmente en una escuela donde el sistema te manda y no necesariamente está en tu barrio”. Se trata de aproximadamente 6400 niños que lograron siquiera inscribirse dada la falta de recursos para utilizar el sistema online.

Conforme el seguimiento que llevó adelante la asociación, el caudal de niños y adolescentes sin vacantes se acrecienta año a año. En lo que respecta al año 2018, fueron 19 mil y fue aumentando con el transcurso de los años. En el año 2014 fue de 7000. En el lapso de cinco años, las estadísticas se habrían triplicado, según las estimaciones del colectivo.

Durante esta semana realizaran una manifestación en las inmediaciones del Ministerio de Educación del gobierno de la Ciudad para exigir soluciones. Desde hace más de cuatro años mediante la organización “La vacante es un derecho” vienen solicitando una audiencia a la ministra Soledad Acuña y a la directora del Área de Educación Inicial, Susana Basualdo, sin respuesta alguna.