Un total de 61 personas fueron atendidas por diversas lesiones provocadas por corchos y pirotecnia en los Hospitales Santa Lucía, Lagleyze y de Quemados. La cifra es menor al año pasado

Un total de 61 personas fueron atendidas con heridas de distinta gravedad por pirotecnia y corchos durante los festejos de Navidad en los Hospitales Santa Lucía, Lagleyze y de Quemados, informó el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires.

En el Hospital de Quemados, según cifras oficiales, atendieron 14 pacientes con heridas leves, aunque esta mañana la jefa de guardia de ese centro de salud, Analía Aloisio, informó un total de 13 personas -8 adultos y 5 menores- atendidos con heridas de distinta consideración.

Una persona fue internada en ese nosocomio y se trata de un hombre de 30 años que resultó con el 20 por ciento del cuerpo quemado -con lesiones de segundo grado- cuando un artefacto pirotécnico ingresó por la ventanilla del automóvil que conducía y produjo una fuerte explosión que le provocó las heridas.

“Todos los años veo que los artefactos de pirotecnia entran por los techos de las casas y por las ventanillas de los vehículos”, dijo Aloisio.

LA CIFRA CONTINÚA EN BAJA

El año pasado se registraron en los tres centros de salud un total de 72 personas heridas. En el hospital oftalmológico Lagleyze fueron asistidas 26 personas y dos de ellas tuvieron que ser intervenidas quirúrgicamente.

En tanto, en el Santa Lucía, fueron asistidos 28 heridos y en el Instituto del Quemado 18.

En aquél momento, Miriam Miño, jefa de guardia del hospital ubicado en el barrio de Caballito, destacó la disminución del número: “Afortunadamente la cantidad de víctimas de este año fue mucho menor a las de 2015 cuando atendimos entre 30 y 50 pacientes”.