Comuna 11

Barrios: Villa General Mitre, Villa Devoto, Villa Del Parque y Villa Santa Rita


Sede Comunal 11 (Ex CGPC): Av. Beiró 4680

Teléfonos: 4587-6092. R. Gutiérrez: 4503-3959


Estos son los Trámites y Servicios que te ofrece la Sede Comunal 11 Av. Francisco Beiró 4680

  • Informes: lunes a viernes de 8 a 18 hs.
  • Turnos y reclamos: lunes a viernes de 9 a 16 hs.
  • Rentas: lunes a viernes de 8.30 a 15.30 hs.
  • Registro Civil: lunes a viernes de 9.30 a 14.30 hs.
  • Participación Ciudadana (Registro de artistas, datos biométricos y asesoramiento en capacitaciones): lunes a viernes de 9 a 16 hs.
  • Mediación Comunitaria: lunes a viernes de 9 a 15.30 hs.
  • Defensa al Consumidor: lunes a viernes de 9 a 15 hs.
  • ROAC (Registro de Organizaciones de Acción Comunitaria): lunes a viernes de 9 a 16 hs.
  • Prevención del delito: lunes a viernes de 10 a 17 hs.
  • Asesoramiento Jurídico gratuito: miércoles de 9 a 14 hs.
  • Infracciones: lunes a viernes de 9.30 a 15.30 hs.
  • Oficina de intermediación Laboral (OIL): lunes a viernes de 8 a 15 hs.
  • Charlas Educación Vial: lunes y viernes a las 18 y 19 hs. (para renovación de registro).
  • Tesorería: lunes a viernes de 9.30 a 15.30 hs. (sólo se cobran trámites de Registro Civil e Infracciones).
  • Adultos 2000: lunes de 9 a 12 hs. Miércoles de 14 a 17 hs.
  • Asistente social: lunes a viernes de 10 a 15 hs.
  • Programa Castraciones: lunes a viernes de 10 a 16 hs.
  • Eco Bici: lunes a viernes de 9.30 a 15.30 hs.
  • Tarjeta Vos: lunes a viernes de 9 a 15 hs.

Trámites y Servicios en otras Sedes

  • Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas: Ricardo Gutiérrez 3254, lunes a viernes de 9.30 a 14.30 hs.
  • Defensoría de Niños, Niñas y Adolescentes: sede de Helguera 2881, lunes a viernes de 9 a 16 hs.
  • Dirección Gral. de la Mujer: sede de Pasaje Alta Gracia 5229, esquina Av. Beiró. Lunes, miércoles y viernes de 9 a 14 hs.
  • Servicio Social Zonal: sede de Pasaje Alta Gracia 5229, esquina Av. Beiró, lunes a viernes de 9.30 a 16 hs.
  • Tarifa Social de AYSA: sede de Pasaje Alta Gracia 5229, esquina Av. Beiró,lunes a viernes de 9 a 16 hs.

VILLA GENERAL MITRE

Día del barrio: 6 de Noviembre

Límites: Condarco, Avenida Gaona, Avenida Tte. Gral. Donato Álvarez, Avenida Juan B. Justo, Avenida San Martín, Álvarez Jonte.

Historia: Su nombre le fue dado en homenaje al que fuera presidente de la Nación Argentina, Don Bartolomé Mitre. Las tierras que sirven de límite con el barrio de Caballito pertenecían a Don Francisco Ruiz de Gaona (1713-1813) que era un comerciante y funcionario del lugar. Ese lugar era conocido como  el “Estanco de Gaona”. Las tierras que estaban en las inmediaciones del arroyo Maldonado, pertenecían a Nepomuceno Marquez y Ventura Martinez. El 6 de Noviembre de 1908 nace la Villa Gral. Mitre. Se crea la liga de fomento del barrio, que posteriormente pasaría a ser  el Club Villa General Mitre. Al principio estaba formado por grandes quintas de verduras, alfalfares y hornos de ladrillos y su población estaba integrada por inmigrantes italianos y españoles. Existía una casona colonial  perteneciente a la familia Dounone.  En 1901 llega a la zona la Madre Francisca Javier Cabrini, con el objetivo de fundar una escuela.  En 1910 visita el barrio la Infanta Isabel.
Antiguamente, formó parte de Flores y de Santa Rita, otros la confunden con la Paternal. Lo cierto es que Villa Mitre es tan transitada como poco conocida por su nombre que solo es respetado en el catastro de la Municipalidad.
Se puede decir de él que entre los años 30 y 50, eligieron este barrio para instalarse gran cantidad de inmigrantes que desembarcaron procedentes de todo el mundo: gallegos, italianos, judíos, vascos, árabes, gitanos, quienes trabajaron afanosamente para labrarse un porvenir, convirtiéndolo en un barrio pujante, donde abrieron todo tipo de negocios y se instalaron algunas industrias.

Arroyo Maldonado: “El arroyo Maldonado era uno de los límites naturales de la ciudad, antes de que se incorporaran los entonces pueblos de Belgrano y Flores. Debe su nombre a la leyenda de “la Maldonado”, una mujer que vino con Don Pedro de Mendoza en el año 1536, y que fuera librada a su suerte en la llanura en las márgenes del arroyo. Este se convertiría en un depósito de basuras y desperdicios. Cuando llovía, recibía el agua de una gran superficie de terrenos, del que era desagüe natural, y se transformaba en una enorme laguna de agua sucia, por ello era pintoresco pero muy temido por sus desbordes y por ese motivo los terrenos adyacentes a él quedaban desvalorizados. Las autoridades decidieron que el arroyo sería entubado, como solución definitiva para los múltiples problemas que ocasionaba su curso a través de una ciudad que se extendía cada vez más ‘tierra adentro’. En el año 1929 se comenzó a trabajar en las excavaciones. Luego de este importante trabajo, que ocupó centenares de obreros y máquinas que fueron traídas del exterior, se emprendió la segunda etapa: un verdadero alarde de ingeniería que consistía en levantar columnas destinadas a soportar una losa gigantesca. Fue la obra de más trascendencia que fuera realizada en esa época en la Capital, fue proyectada por Obras Sanitarias dela Nación, como parte integrante de un amplio plan de desagües pluviales de la metrópoli. Luego de entubado el arroyo, se construye sobre él una amplia calle – primero de tierra – y en el año 1936 se resuelve construir la actual Juan B. Justo. Bajo ésta corre entubado el arroyo, y en su trayecto por la ciudad, cruza los barrios de Liniers, Villa Luro, Vélez Sarsfield, Santa Rita, Villa General Mitre, Villa Crespo y Palermo.” – Información obtenida de los posters desplegables realizados en el marco del Programa“Patrimonio de los Barrios: Ningún futuro sin pasado”, desarrollado por la Dirección General de Patrimonio, en el año 2004. Fragmentos del libro: “Historia y leyenda del arroyo Maldonado” Cuadernos de Buenos Aires XXXVIII. Diego A. Del Pino . Setiembre 1971-.


VILLA DEVOTO

Día del barrio: 13 de Abril

Límites: Campana, Gutemberg, Avenida San Martín, Avenida Francisco Beiró, Joaquín V. González, Baigorria, Avenida Lope de Vega, Avenida Gral. Paz (deslinde Capital-Provincia), vías del FF.CC. Mitre (ramal Suárez).

Historia: En 1889 el Banco Inmobiliario, de quien Antonio Devoto era su presidente, compra las tierras a la familia Altube   para emplazar en la zona un nuevo pueblo.

El proyecto es aprobado por la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires el 13 de abril de 1889, dándose este día como fecha fundacional del barrio.

En homenaje al presidente del banco Inmobiliario el nuevo pueblo toma su nombre.

Antonio Devoto fue poseedor de una de las fortunas más grandes del país y de Sudamérica. Alternó con la más alta elite porteña de la época y ayudó tanto a su país de origen , Italia, durante la primera guerra mundial, que consiguió el título de Conde, otorgado por el Rey.

Construyó en la Villa la mansión más grande y lujosa que se conociera en esa época, conocido como Palacio Devoto en la cual se dice que se alojó el príncipe Humberto de Saboya en su visita a Buenos Aires. Pero la realidad es que el único personaje de la nobleza italiana que visitó la zona fue el Duque de los Abruzos, Luis de Saboia,  primero en 1896 en oportunidad de asistir a un evento organizado por el Tiro Al  Segno que estuvo radicado en la Villa desde 1895 hasta mediados de la década del `20, y luego en 1905 cuando asistió a la colocación de la Piedra Fundamental del Asilo Humberto primo, del cual fue padrino y que fue donación de A Devoto (en esa época todavía el Palacio no estaba en construcción).

El palacio fue construido sobre la Av. Nacional (Salvador M. del Carril) y ocupaba una superficie de 10.238 metros cuadrados, el proyecto le correspondió al arquitecto Buschiazzo.

La orfebrería del palacio era de bronce y plata, la pintura de los techos descansaban sobre fondos de oro, los hierros eran forjados en Italia y los mosaicos todos fiorentinos. Sin embargo, nunca pudo ser habitado por su dueño, porque murió en 1916, antes de terminada la obra. Como Devoto no dejó descendientes, nadie quiso comprar esa mansión constituida “elefante blanco” pues sus líneas arquitectónicas no correspondían con el común de las casas de la zona. Finalmente el edificio se remato y demolió,  subdividió en lotes donde se construyeron viviendas.

Mejor suerte corrió la casa que habitara Antonio Devoto, que nunca vivió en la villa y su residencia sólo era una villa solariega, que ocupa la manzana comprendida en las calles Salvador M. Del Carril, Gualeguaychú, Nueva York y Mercedes donde actualmente funciona una escuela que lleva su nombre.

Entre las tantas residencias destacables de la época hay una cuyo exterior aún se conserva y es la “Casa de la Villa”, de estilo itálico donde vivió el inglés W. Huxable, con su familia. Tiene preciosos jardines muy bien diseñados, con enrejado de la época y una perfecta iluminación nocturna. Actualmente es usado como salón de fiestas.

Todavía se conserva parte de lo que fuera la quinta del inglés John Hall, famoso por su invernadero de orquídeas, las mejores a nivel internacional. Este inglés se dedicó al comercio de té y de whisky al por mayor con un gran éxito comercial. Enamorado de la zona se afincó en el lugar , muy solitario, no formó familia, pues aseguraba que el casamiento sería una traba para el cuidado de sus orquídeas. Era anglicano pero aquí se convirtió al catolicismo, siendo un ferviente devoto al punto que habilitó una capilla que fue el primer sitio de oración pública frente a su casa de Habana y Bahía Blanca. Su Villa fue frecuentada por ilustres personalidades como el general Roca, el Príncipe de Gales, el doctor Marcelo T. De Alvear. Murió en 1936 donando su fortuna al personal de servicio y su residencia a la Universidad de Buenos para fundar allí la escuela de botánica. Fue sin duda un gran benefactor y hoy funciona en el lugar el Instituto de Botánica y Zoología de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y la Escuela Menor de Floricultura y Jardinería que lleva su nombre.

Los ingleses se constituyeron en una importante colectividad y fundaron en 1912 la Capilla Anglicana, hoy iglesia del Buen Pastor, ubicada en la calle José Luís Cantilo 4232 que se conserva en sus líneas arquitectónicas tal como fuera construida. Un grupo de mujeres inglesas y norteamericanas fundaron el Garden Club. Estos grupos se reprodujeron a lo largo de todo el país y hoy el Buenos Aires Garden Club está afiliado a asociaciones similares de Estados Unidos, América Latina e Inglaterra.

La viuda del poeta Olegario Andrade (él falleció en 1882 cuando aún no existía el barrio) tenía su quinta en la calle Asunción al 4000.


VILLA DEL PARQUE

Día del barrio: 8 de Noviembre

Límites: Joaquín V. González, Miranda, Avenida Álvarez Jonte, Gavilán, Arregui, Avenida San Martín, Avenida Francisco Beiró.

Historia: Debido a que fue “la villa” del Gran Parque del Oeste o Quinta de Agronomía el barrio se llama Villa del Parque. En su comienzo fue una zona semirrural, ocupada por quintas, alfalfares, hornos de ladrillos, y animales de todo tipo. Don Antonio Cambiasso estableció la primera quinta e instaló su vivienda en la actual calle Campana, luego sobre Cuenca, donde actualmente está el Banco de la Provincia de Buenos Aires.
La casa, que era el orgullo del vecindario por su significado histórico, fue demolida. El arroyo Maldonado también hizo víctima a este barrio, ya que con las lluvias se inundaba la zona y las hacía intransitables.

Varios pasajes caracterizan la zona dividiendo en dos algunas manzanas, lo cual de da un toque particular. De esta manera las propiedades son más rentables por contar más frente a la calle, con veredas son angostas y arboladas.


VILLA SANTA RITA

Día del barrio: 5 de Septiembre

Límites: Condarco, Avenida Álvarez Jonte, Miranda, Joaquín V. González, Avenida Gaona.

Historia: En el año 1776, las tierras que ocupa actualmente el barrio de Villa Santa Rita eran parte de una hacienda cuyo perímetro  estaba dado por el Riachuelo y las actuales calles Av. Álvarez Jonte, General Artigas y Concordia, fueron adquiridas por Juan Diego Flores. En sus comienzos, Villa Santa Rita era un conjunto de quintas, alfalfares, tambos y hornos de ladrillo.

Años más tarde, después de haber pasado por varios dueños, adquiere las mismas la Sra. María Josefa Nicolasa del Corazón de Jesús Ramos Rodríguez de Garmendia y Alsina quien las convierte en una chacra de descanso. La Sra. de Garmendia construye allí una refinada casona colonial y, dado que era devota de Santa Rita de Cascia, erige un oratorio con su imagen. Santa Rita de Casia fue religiosa italiana de la orden agustiniana cuya vida fue un ejemplo de humildad y caridad.

Poco a poco la zona fue perdiendo el aspecto rural ya que los terrenos fueron comprados en cuotas y a largo plazo por los obreros de las fábricas del lugar que, al principio, construían casas muy humildes de adobe con cuartitos hechos con latas de kerosene. Luego fueron mejorando y se levantaron modestas barriadas obreras alrededor de industrias insalubres. Las calles no tenían veredas y los días de lluvia constituían un verdadero peligro sobre todo para la gente de edad.

La zona adquiere, con al transcurrir del tiempo, el nombre de “Chacra de Santa Rita”, falleciendo su dueña el 7 de julio de 1878.

Pero no fue hasta 1889 que “La Constructora de San José de Flores” lotea las tierras. Es el 5 de setiembre de ese año la fecha en que por primera vez aparece el nombre de paraje “Villa Santa Rita” en los registros notariales de la época, de allí que esa fecha haya sido elegida para conmemorar el día del barrio.

Arroyo Maldonado: “El arroyo Maldonado era uno de los límites naturales de la ciudad, antes de que se incorporaran los entonces pueblos de Belgrano y Flores. Debe su nombre a la leyenda de “la Maldonado”, una mujer que vino con Don Pedro de Mendoza en el año 1536, y que fuera librada a su suerte en la llanura en las márgenes del arroyo. Este se convertiría en un depósito de basuras y desperdicios. Cuando llovía, recibía el agua de una gran superficie de terrenos, del que era desagüe natural, y se transformaba en una enorme laguna de agua sucia, por ello era pintoresco pero muy temido por sus desbordes y por ese motivo los terrenos adyacentes a él quedaban desvalorizados. Las autoridades decidieron que el arroyo sería entubado, como solución definitiva para los múltiples problemas que ocasionaba su curso a través de una ciudad que se extendía cada vez más ‘tierra adentro’. En el año 1929 se comenzó a trabajar en las excavaciones. Luego de este importante trabajo, que ocupó centenares de obreros y máquinas que fueron traídas del exterior, se emprendió la segunda etapa: un verdadero alarde de ingeniería que consistía en levantar columnas destinadas a soportar una losa gigantesca. Fue la obra de más trascendencia que fuera realizada en esa época en la Capital, fue proyectada por Obras Sanitarias dela Nación, como parte integrante de un amplio plan de desagües pluviales de la metrópoli. Luego de entubado el arroyo, se construye sobre él una amplia calle – primero de tierra – y en el año 1936 se resuelve construir la actual Juan B. Justo. Bajo ésta corre entubado el arroyo, y en su trayecto por la ciudad, cruza los barrios de Liniers, Villa Luro, Vélez Sarsfield, Santa Rita, Villa General Mitre, Villa Crespo y Palermo.” – Información obtenida de los posters desplegables realizados en el marco del Programa”Patrimonio de los Barrios: Ningún futuro sin pasado”, desarrollado por la Dirección General de Patrimonio, en el año 2004. Fragmentos del libro: “Historia y leyenda del arroyo Maldonado” Cuadernos de Buenos Aires XXXVIII. Diego A. Del Pino . Setiembre 1971 -.

error: Content is protected !!