Con 39 votos a favor y 15 en contra, la Ciudad adhirió al Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal

La Legislatura porteña aprobó la adhesión al régimen de responsabilidad fiscal instituido por la Ley Nacional 25.917. Desde la oposición, advirtieron que la normativa implica un “ajuste drástico”.

Con 39 votos a favor, 15 en contra y tres abstenciones, la Legislatura porteña adhirió al Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal y Buenas Prácticas de Gobierno, instituido por la Ley Nacional 25.917. Así, en la sesión ordinaria de este jueves, la Ciudad se comprometió a acompañar los lineamientos de comportamiento fiscal y financiero establecidos a nivel nacional.

El Régimen se firmó en noviembre pasado y tanto la Ciudad como la Provincia e Buenos Aires estuvieron entre las más beneficiadas por la variación en el reparto de coparticipación durante el primer mes del año.

Entre las medidas que establece la norma, se destacan las “Reglas de Transparencia y de Gestión Pública”, que implican por ejemplo que se debe publicar el presupuesto anual una vez aprobado por el Poder Legislativo respectivo, la proyección del Presupuesto Plurianual y de la Cuenta Anual de Inversión, el cálculo de parámetros e indicadores homogéneos de gestión pública que midan la eficiencia y eficacia en materia de recaudación y de gasto público, etc.

Según consignó el portal Parlamentario, abrió el debate el legislador de AyL Fernando Vilardo. “Nosotros votamos en contra y denunciamos que este proyecto es parte de un acuerdo del Gobierno, del radicalismo, del PJ y de gran parte de la dirigencia política”, denunció. “Este pacto contó con la rápida aceptación de todos los sectores”, señaló Vilardo. Y sentenció que “votar este acuerdo es votar porque haya menos becas en el CONICET, es avalar los despidos en el Hospital Posadas y en el INTI”.

Por su parte la presidenta de la Comisión de Presupuesto y diputada de Vamos Juntos, Paula Villalba, explicó: “Todos estamos haciendo una apuesta al crecimiento de la Argentina; los gobernadores de 22 provincias y el jefe de Gobierno de esta Ciudad, trabajan para que cada uno de sus jurisdicciones hayan más inversiones, que impulsen al sector productivo y hagan crecer las economías regionales, lo cual debería ser reconocido por todos los sectores políticos como lo más trascendente, más allá de la letra fina, con la que podemos diferir en algunos aspectos menores”.

Entre las voces en contra, el legislador del PTS Patricio Del Corro indicó que “esta ley es de ajuste para el pueblo trabajador, se la quiere hacer pasar como una ley de sentido común pero no se dice a quién se está beneficiando y a quién perjudican”. Y remarcó: “Si fuese tan buena ley, ¿por qué tuvieron que reprimir tan brutalmente a los manifestantes el pasado 14 de diciembre?”.

En sentido contrario, el radical Juan Francisco Nosiglia manifestó que “desde Suma+ y Mejor Ciudad vamos a acompañar esta medida, pero tenemos que hacer algunas consideraciones”. Al respecto, señaló que “tenemos un Estado con muchos recursos pero la Ciudad no da servicios públicos acordes a los impuestos que cobran, nuestra ciudad está lejos de cumplir con los puntos de la vieja Ley de Responsabilidad Fiscal y a la que hoy estamos adhiriendo”.

En tanto el presidente del bloque Unidad Ciudadana, Carlos Tomada, reflexionó acerca de “cómo llegamos hasta acá en la Ciudad de Buenos Aires, el oficialismo gobierna este distrito desde hace diez años y desde ese momento tomaron sistemáticamente un déficit fiscal, el cual lo cubrieron con más endeudamiento”, y se preguntó “¿cuáles son las cuentas que más lugar perdieron ante el avance de la deuda? La salud y la educación pública”.

“Esto no quiere decir que el Gobierno no haya contado con recursos, el problema es que con los recursos no brindaron soluciones en materia de educación, salud, vivienda, seguridad, etc. sino que además tuvieron que salir a pedir deuda”, precisó y resaltó que “la adhesión a este régimen no representa ningún tipo de racionalidad que nuestro presupuesto necesita, esto implica un ajuste drástico”.

Asimismo el socialista Roy Cortina anunció que el PS se abstendría en la votación e insistió en que “una vez más nos toca tratar una adhesión a un Régimen de Responsabilidad Fiscal impulsado por el Ejecutivo Nacional, con el objetivo supuesto de organizar las cuentas y dar una imagen general del país en términos macroeconómicos” y consideró que “en general estos pactos no se cumplen o se dibujan los números, en América latina en general se pone el foco en los números pero en otros países se pone el foco en la transparencia”.