Las comisiones de Tránsito y Transporte y de Desarrolllo Económico emitieron hoy un despacho conjunto sobre la iniciativa de ley que propone triplicar la zona del centro porteño donde se impedirá la circulación de automotores en horario laboral.

Con el respaldo de los legisladores del PRO y la manifiesta oposición de Suma+, Coalición Cívica, Interbloque Peronista, Corriente Nacional de la Militancia y Confianza Pública, las comisiones de Tránsito y Transporte y de Desarrollo Económico dictaron hoy un despacho conjunto del proyecto de ley que propone crear el Área Ambiental Buenos Aires Centro.

Se trata de una iniciativa que busca multiplicar por tres la cantidad de calles del microcentro porteño (de 86 actuales a 315 cuadras) por donde no podrán circular los automotores en días hábiles y en horarios laborales.

Hoy la veda vehicular rige (desde hace 40 años) en las calles que están dentro del polígono formado por Av. Alem, Viamonte, Carlos Pellegrini y Av. de Mayo, hasta el bajo. Se propone su extensión incorporando la zona de Tribunales (el área entre Av. de Mayo, Cerrito, Av. Córdoba y Montevideo) y ampliando el microcentro hacia el sur (casco histórico), hasta la Av. Independencia, entre Paseo Colón y Bernardo de Yrigoyen, y hacia el norte, hasta la Av. Santa Fe.

La iniciativa es de la diputada Cristina García (PRO), conjuntamente con otros legisladores de su bancada, consensuada con la Secretaría de Transporte del Gobierno de la Ciudad. La directora de Tránsito y Transporte de la CABA, Eva Jokanovich, participó hoy de la reunión conjunta de comisiones y expuso ante los diputados de la Ciudad.

Previamente expusieron su rechazo a la iniciativa representantes de comerciantes, playas de estacionamientos, garages, estaciones de servicios y sindicalistas del personal de esos sectores.

La funcionaria del Ejecutivo explicó que, respecto del proyecto original y atendiendo a los reclamos de esos sectores comerciales y de servicios, la ley, se aplicarán gradualmente por etapas, zonas y franjas horarias las restricciones de tránsito, comenzando en abril de 2017 y finalizando en febrero de 2020.

Se creará un registro para los vehículos autorizados a circular y en algunos casos se cobrará un canon, pero siempre con carácter restrictivo. En ese nuevo microcentro ampliado solo habrá circulación libre por las avenidas y en las calles regirá una estricta prohibición de estacionamiento.

Los exceptuados serán los vehículos de emergencias (como ambulancias o bomberos), los colectivos del transporte público de pasajeros urbanos y suburbanos y los taxis. Con permisos, anotándose en un registro que se creará al efecto y pagando un canon, se permitirá el acceso a propietarios o locatarios de cocheras, remises, buses de turismo y automotores de hoteles.

Exceptuados con permisos previos y sin pagar se contempla a las empresas de servicios públicos que realicen trabajos en la zona, las mensajerías inscriptas, las motos de mensajerías,  remises, blindados del sistema bancario, transporte postal,  escolares, fúnebres, distribuidores de diarios y revistas, auxilios mecánicos, transportes de cemento y móviles de radio y TV.

Participaron de la reunión de hoy los presidentes de las comisiones de Tránsito y Transporte, Claudio Palmeyro (SP), y de Desarrollo Económico, Gabriel Fuks (CNM), y los legisladores Cristina García, Mercedes De las Casas, Jiang Ping Yuan, Octavio Calderón, José Luis Acevedo, Daniel Del Sol, Christian Bauab, Claudia Calciano, Paula Villalba, Roberto Quattromano, Esteban Penayo y Eduardo Petrini (PRO); Paula Oliveto y Maximiliano Ferraro (CC); Marcelo Guouman (Suma+), Claudio Heredia (BP) y Diego García Vilas (Confianza Pública).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.