Es ley la urbanización de Estación Colegiales

Sancionaron la norma que permitirá levantar edificios y crear espacios verdes en parte de terrenos ferroviarios en desuso. Otros cinco predios nacionales pasarán a la Ciudad para similares planes arquitectónicos y paisajísticos.

La Legislatura aprobó hoy en forma definitiva una ley que permitirá poner en marcha un plan para la urbanización y parquización de casi cinco manzanas en el barrio Colegiales de terrenos ferroviarios ociosos, que serán transferidos por la Nación a la Ciudad de Buenos Aires.

Lo aprobado dispone la rezonificación de tierras que corresponden a la Estación Colegiales del Ferrocarril Mitre, en la Comuna 13. Afecta el polígono de 4,72 hectáreas de superficie, delimitado por la avenida Federico Lacroze y las calles Virrey Avilés, Vidal, Moldes y el deslinde con terrenos ferroviarios que seguirán siendo de la estación.

De unas 9 hectáreas que hoy comprende la Estación con sus playas de carga y de maniobras, la mitad será remodelada por la Nación en el marco del Plan Estratégico del Sistema Ferroviario Metropolitano que pretende, en mediano y largo plazo, interconectar las líneas férreas con intercambios subterráneos y a nivel, triplicar la cantidad de pasajeros y las frecuencias, modernizando el servicio y reduciendo los tiempos de viaje. Colegiales, en una primera etapa, será una de las estaciones de enlace de las líneas Mitre y Roca.

La otra mitad del terreno que no será necesaria para el plan ferroviario (4,72 hectáreas) será cedida por la Nación a la Ciudad en un 65 por ciento de su extensión (unas 3 hectáreas o manzanas) para Espacio Público (plazas, apertura de calles, veredas, instalaciones deportivas y recreativas o culturales de uso libre). El restante 35 por ciento (16.500 metros cuadrados) será enajenado por parte de la AABE -Agencia de Administración de Bienes del Estado nacional- para proyectos de edificación, según concurso público de ideas en los que intervendrá la Sociedad de Arquitectos y participará la Junta Comunal.

Los edificios a levantarse no deberán tener más de 25 ó 29 metros de altitud (según los casos) y totalizarán hasta 80 mil metros cuadrados de construcción. Para todo ello, la Nación y la Ciudad suscribieron un convenio cuya aprobación forma parte de la ley sancionada y en cuyos anexos se especifican las pautas arquitectónicas y otros requisitos técnicos.

En la Audiencia Pública realizada recientemente en la sede legislativa, funcionarios de Planificación del Transporte de la Nación, de Desarrollo Urbano y Territorial de la AABE, de Espacios Verdes y de Planeamiento Urbano de la CABA dieron explicaciones de lo proyectado, con exhibición de planos y difusión de guarismos. Allí los vecinos del barrio Colegiales criticaron la construcción de edificios y reclamaron que todos los terrenos cedidos por la Nación se asignen a espacio público.

Según los considerandos del despacho de mayoría de la Comisión de Planeamiento Urbano, el plan permitirá crear “un espacio urbano donde se privilegie la accesibilidad peatonal y espacio verde público, reservándose a su vez parte del polígono en cuestión para la operación ferroviaria de pasajeros en el marco de los proyectos de la Red de Expresos Regionales -RER”.

Una adenda al convenio entre la Ciudad de Buenos Aires y la AABE nacional determinó que de lo producido por la enajenación de terrenos, hasta 10 millones de dólares serán dedicados a obras en la Comuna 13 y todos los fondos restantes “serán destinados por el Estado Nacional al pago por obras de infraestructura ferroviaria, incluida entre ellas, las de viaductos de las líneas ferroviarias Mitre y San Martín que se realicen en la Ciudad. De tal manera se logra que el 100 por ciento de los fondos que componen el mayor valor sean destinados a obras en la CABA”, se fundamentó.

La ley fue sancionada por 33 votos positivos del PRO, CP, CC y FR; y 24 votos negativos del resto de las bancadas. Los diputados Adrián Camps (PSA) y Javier Andrade (FPV) presentaron despachos de minoría. El primero propuso la vuelta a comisión del proyecto y el segundo impulsaba la creación de un espacio verde en todo el polígono afectado.

La lista de oradores abrió con Cristina García (PRO), quien sintetizó los detalles de la ley en tratamiento, y cerró con José Luis Acevedo (PRO), quien refutó las criticas de la oposición por la enajenación de tierras fiscales y aseguró que todas las decisiones del oficialismo se toman en consenso con los vecinos. También hablaron para expresar su oposición los legisladores Andrea Conde y Javier Andrade(FPV), Gustavo Vera (BC), Adrián Camps (PSA), Roy Cortina (PS), Marcelo Ramal (FIT), Hernán Rossi (Suma+) y Fernando Vilardo (AyL).

Urbanización de otros cinco terrenos 

En primera lectura, los diputados porteños aprobaron este jueves una ley para la urbanización de varios terrenos ferroviarios que actualmente pertenecen al Estado nacional y que totalizan unas 5,6 hectáreas o manzanas. Allí se crearán espacios públicos que la Nación cederá a la Ciudad en un 65 por ciento de las superficies y en el otro 35 por ciento se destinará a proyectos urbanísticos de edificios para residencia u oficinas y nueva infraestructura operativa ferroviaria.

A tal efecto, se suscribieron convenios entre el gobierno de la CABA y la AABE nacional y se dispone la modificación de la normativa urbanística a fin de permitir la realización de lo planificado. Tras la aprobación de hoy, la ley debe ser analizada en Audiencia Pública antes de su sanción definitiva.

Con la enajenación de cinco predios se busca financiar parte de las obras de los anunciados viaductos de las líneas ferroviarias San Martín y Mitre. En total se prevé construir un total de 170.000 metros cuadrados de edificios en áreas que suman más de 56.000 metros cuadrados de suelo.

El presidente de la Comisión de Planeamiento Urbano, Agustín Forchieri (PRO) explicó que el producido por la venta de estos inmuebles actualmente ociosos será destinado a financiar obras de infraestructura vial y del transporte automotor de pasajeros, como el Mertrobús, y favorecerá los desarrollos barriales y la creación de espacios públicos y verdes. Enfatizó que las grandes obras ferroviarias previstas serán financiadas por el Estado nacional y beneficiarán a la Ciudad y sus vecinos. Señaló también que se eliminarán 19 pasos a nivel y se abrirán 11 nuevas calles.

Desde la oposición, las críticas se centraron en la venta de espacios públicos para emprendimientos inmobiliarios. Hablaron durante el debate, además, los diputados Javier Andrade (FPV), Claudio Palmeyro(SP), Laura Marrone (FIT), Gustavo Vera (BC), Juan Nosiglia (Suma+), Claudio Heredia (BP) y Maximiliano Ferraro (CC).

En primera lectura, el proyecto fue aprobado por 34 votos a favor del PRO y sus aliados; y 24 votos negativos de las bancadas opositoras, en base a un proyecto del Poder Ejecutivo, con despacho de mayoría de la Comisión de Planeamiento Urbano. Hubo despachos de minoría de los diputados Adrián Camps (PSA) y Javier Andrade (FPV), proponiendo la vuelta a comisión, y disidencias parciales de Maximiliano Ferraro (CC).

El primero de los terrenos es un polígono formado por la colectora de la avenida General Paz y las calles Emilio Castro, Ercilla y Saladillo, en el barrio de Mataderos -Comuna 9. Este inmueble será dividido en dos parcelas de 8.000 metros cuadrados cada una para la apertura o continuación de la calle Acassuso. Allí se permitirá utilizar dos superficies de suelo de 1.350 metros cuadrados cada una para levantar edificios por un total autorizado de 70.000 metros cuadrados de construcción. El resto será espacio público (parques, calles, veredas, pasos peatonales. etc.).

Otro predio con frente a la colectora es el delimitado por las calles Holmberg, Pico y las vías del ferrocarril Mitre en Saavedra -Comuna 12, lindero con un gran centro comercial. Se trata de 1.200 metros cuadrados de terreno, donde se permitirá edificar hasta 25.000 metros cuadrados.

El tercero de los polígonos está ubicado en el barrio de Palermo -Comuna 14- demarcado por la avenida Ortiz de Ocampo y las vías de los ferrocarriles San Martín y Belgrano Norte. Unos 4.000 metros cuadrados de superficie donde se permitirá edificar hasta 35.000 metros cuadrados.

En Villa Urquiza -Comuna 12- el inmueble afectado es el que se encuentra entre las calles Roosevelt, Triunvirato, Bucarelli y las vías del ferrocarril Mitre. Son alrededor de 8.000 metros cuadrados de planta y, hacia arriba, podrá edificarse hasta 30.000 metros cuadrados. El 65 por ciento del terreno se destinará a espacio público.

La última superficie rezonificada es la comprendida entre las avenidas Del Libertador y Ramos Mejía, la calle Padre Mujica y el deslinde con la terminal de trenes, en Retiro -Comuna 1. Aquí, la iniciativa detalla que el tratamiento paisajístico “deberá ser diseñado para su integración peatonal con la obra de superficie del Paseo del Bajo y la accesibilidad a la Dársena Norte”.

Estas parcelas suman más de 27.000 metros cuadrados de suelo, que tendrán un área urbanizable (casi 17.000 m2) y un área operativa (unos 10.000 m2). Allí, además de edificios de residencia u oficinas, se prevé construir una nueva terminal ferroviaria y un establecimiento educativo. Se permitirá edificar hacia arriba hasta 85.000 m2 y se mantiene el requisito de que el 65 por ciento de todas la superficie basal debe ser espacio público.

Mataderos suma un Sitio Histórico

El espacio denominado Mirador Salaverry, situado en avenida De los Corrales 7494 del barrio de Mataderos, hoy fue declarado Sitio Histórico del Patrimonio Cultural de la Ciudad de Buenos Aires a partir de una ley aprobada en segunda lectura.

El expediente fue iniciado por el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y se expidió la Dirección General de Patrimonio, Museo y Casco Histórico recomendando la declaratoria. También intervino en el mismo sentido la Comisión para la Preservación del Patrimonio Histórico Cultural de la Ciudad, órgano asesor permanente para el cumplimiento de la Ley 1227. Por otra parte, el 1 de agosto pasado se realizó la Audiencia Pública.

El Mirador Salaverry data del año 1858 como propiedad de los hermanos Salaverry, quienes se dedicaron a la actividad tambera. La tipología arquitectónica responde a los típicos cascos de estancias con preponderancia de una torre mirador a través de la cual se podía advertir de ataques de malones así como reconocer la hacienda, en tiempos en que el paisaje de la pampa era denominador común de la zona.

A principios del siglo XX permitió abrevar al ganado que conducían los reseros por el “camino de las tropas” la actual avenida General Paz, hacia el Mercado de Hacienda. Adquirió un reconocimiento social y se destaca como un hito urbano referencial del barrio de Mataderos vinculado desde su origen por su constante identificación con las actividades pecuarias.

Sitios de Interés Cultural

Dos edificios de la Ciudad fueron declarados “Sitios de interés cultural”, según despachos de la Comisión parlamentaria de Cultura.

Por iniciativa del legislador Daniel Presti (PRO) se declaró sitio de interés cultural a la Asociación Patriótica y Cultural Española, de Bernardo de Irigoyen 672, donde está el imponente edificio inaugurado en 1896, que es una joya arquitectónica pero también fue el ámbito donde dictaron cátedra destacadas personalidades intelectuales, artísticas y políticas de España.

Igual declaración recibió la sala cinematográfica Cine-Arte de Diagonal Norte (Av. Roque Sáenz Peña) 1156, a propuesta del diputado José Luis Acevedo (PRO). Se trata de una sala remodelada en los últimos años, que fue una de los primeros cines de la Ciudad, inicialmente a cargo de una asociación civil.

error: Content is protected !!