Hoy se vota en la legislatura la app Consorcio Participativo

Hoy se vota en la Legislatura de la Ciudad el proyecto de ley que crea la app Consorcio Participativo, una plataforma digital en la se van a tratar las actividades de  consorcio, la liquidación de expensas, el control de gastos de los administradores y la votación de propuestas. 

La iniciativa pretende introducir la obligatoriedad de la plataforma. Los diputados opositores pusieron su interés sobre la información a la que el GCBA va a tener acceso, lo que podría influir en la violación de la Ley nacional de Protección de Datos Personales.

Es por esto que pidieron incluir un artículo para que garantice la confidencialidad de la información. “A nuestro entender, esto es inconstitucional. La Ciudad puede regular en derecho la actividad administrativa; pero no regula los consorcios, los regula el derecho civil. Por eso, no nos podemos meter en la vida privada del consorcio, en la información ni de quién decide que sea prestador”, expresó el diputado Sergio Abrevaya.

Se piensa que estos sistemas son de fácil acceso para vulnerar y que la confidencialidad ante los  terceros sería casi inexistente.

La mayoría de las empresas que venden este servicio están agrupadas en CASIPH (Cámara Argentina de Sistema Informáticos para la propiedad Horizontal) desde donde aseguran que diseñar éstas aplicaciones puede costar aproximadamente 4 millones de pesos. A la vez,  el costo de mantenimiento, y demás podría desembocar en el aumento del ABL.  

“Nosotros pedimos que ambos sistemas (el privado y el oficial) puedan convivir, así como la AFIP coexiste con los sistemas privados. Y cuestionamos también el uso de datos personales, que hoy son de la administración y revelan mucho sobre los consumos, preferencias y opiniones de los propietarios”, dijo  Lisandro Cingolani, titular de la Cámara Argentina de Sistemas Informáticos para Propiedad Horizontal .

Otro punto polémico es que, el Banco Ciudad brindará una cuenta gratuita para los consorcios, concentrando un volumen de dinero que podría distribuirse entre otros bancos.