La Ciudad busca ampliar el régimen de licencias familiares

El Gobierno de la Ciudad busca generar un cambio en el régimen de licencias familiares para los empleados públicos de la Ciudad.  Se está esperando que la Legislatura porteña trate para fin de mes el proyecto presentado en el mes de julio pasado por la administración de Rodríguez Larreta, que brindaría un mayor acceso para la crianza de los chicos y facilitaría la inserción de la mujer en el mercado laboral.

El nuevo régimen mantiene la licencia de las mujeres, que son más altas aún que en el sector privado, y les permite a la vez, transferir los últimos 30 días al otro progenitor, pero con goce de sueldo.

Asimismo, establece una licencia por paternidad de 15 días corridos, en lugar de 10 o 12. La extensión también se aplicaría a familias diversas, y en el caso de adopción se contempla un esquema creciente de días según la cantidad de chicos adoptados y la edad.

“Queremos que haya más días para cuidar a los hijos y que esa responsabilidad sea compartida dentro de la familia. Con esta medida, Buenos Aires se pone a la altura de las ciudades más igualitarias, con mayor participación de las mujeres en el mercado de trabajo”, expresó el Jefe de Gobierno porteño, Larreta.

“Este nuevo modelo promueve la coparentalidad y favorece una mayor participación de los varones en las tareas de cuidado: por eso aumenta las licencias de uso exclusivo y mantiene las licencias de las mujeres, que ya son más amplias que en el sector privado”, expresó Guadalupe Tagliaferri, Ministra de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad.

 Participaron de éste anuncio,  el Secretario General y de Relaciones Internacionales, Fernando Straface, y los legisladores Roy Cortina y Natalia Fidel, autores de iniciativas legislativas que promueven el cuidado compartido.  Éste año los legisladores acompañaron al Jefe de Gobierno en una gira oficial a Helsinki, Oslo y Estocolmo, donde tuvieron conocimiento de las políticas que aplican estas ciudades en la promoción de la igualdad de género.

También asistieron Julia Pomares y Gala Díaz Langou, Directora Ejecutiva y Directora del Programa de Protección Social de CIPPEC, organización que promueve la extensión de las licencias en todo el país y que analizará el impacto de la política en la incorporación de las mujeres al mercado laboral y en el modelo de cuidado.

Los proyectos de ley que el Gobierno porteño envió a la Legislatura buscan aumentar los días de licencia de los padres o del otro progenitor/a en el caso de docentes, profesionales de la salud y empleados de la administración central, al tiempo que equiparan este derecho en caso de adopción.

1) En el caso de la licencia por maternidad:

Se otorga a la progenitora gestante la opción de transferir los últimos 30 días de su licencia por maternidad con goce de haberes al otro progenitor, en el caso de que también sea empleado de la Ciudad.

2) Licencias exclusivas para el padre o el otro progenitor:

La licencia por nacimiento de hijo/a se extiende de 10 o 12 días corridos (dependiendo del escalafón) a 15 días.

Contempla una excedencia de 120 días sin goce de sueldo, no transferible.

Además, se suma una nueva licencia de 30 días corridos con goce de sueldo, que puede tomar durante el primer año de vida del hijo/a.

Ambas medidas se aplicarán en caso de adopción, donde también se contempla un esquema creciente de días según la cantidad de niños, niñas y adolescentes adoptados y su edad.

3) Al mismo tiempo, se crea la licencia por violencia de género para la Carrera Profesional Hospitalaria, aplicable a los profesionales de salud, que ya estaba contemplada para el escalafón general, los docentes y la policía.

 Tagliaferri remarcó la integralidad del sistema de cuidados porteño, con políticas como la red de Centros de Primera Infancia y el Compromiso de Gobierno de ampliar la jornada escolar para los chicos de entre 11 y 14 años de escuelas públicas. “El Sistema de Indicadores de Género muestra que la participación de los varones en actividades domésticas no remuneradas está subiendo en la Ciudad, aunque todavía recae más sobre las mujeres, que en promedio cuidan dos horas diarias más. Medidas como estas promueven la incorporación de la mujer al mercado laboral y distribuyen más equitativamente las tareas de cuidado”, manifestó.

 “Con este nuevo paradigma, la Ciudad se distingue en la región y se une a los países con legislaciones más avanzadas en materia de cuidados compartidos”, dijo Straface.

Islandia es el país que más días de licencia contempla para los padres: 90 días. Finlandia brinda 54 días hábiles de licencia, de los cuales 18 deben ser tomados de forma simultánea con la madre. En Portugal los padres gozan de 20 días de licencia. En Noruega, Dinamarca y Reino Unido la licencia por paternidad asciende a los 14 días; y  en Suecia, a 10 días.

A la vez, muchos países de Europa complementan las licencias exclusivas para padres y madres con esquemas familiares. Noruega brinda un mínimo de 315 días que ambos padres pueden tomar hasta que el niño cumpla los 3 años. Islandia ofrece 90 días de licencia que pueden ser utilizados hasta los 2 años del niño y distribuidos como los padres lo prefieran. Finlandia es uno de los países de Europa que ofrece los mayores beneficios en las licencias familiares: 158 días laborales para ambos progenitores, que no pueden ser tomados al mismo tiempo, para que tanto padres y madres alternen el cuidado de sus hijos. Uruguay ofrece 180 días que se pueden tomar hasta los 6 meses de edad del niño, pero deben continuar trabajando a tiempo parcial.