La ministra de Educación Soledad Acuña, se mostró a favor del aborto pero en oposición al debate de estudiantes

La ministra de Educación de la Ciudad , Soledad Acuña, solicitó esta mañana a los padres de los estudiantes que saquen a sus hijos de aquellos colegios  secundarios en los que se van a realizar tomas, en el marco de las medidas de fuerza que cientos de estudiantes adolescentes podrían llevar adelante esta semana para debatir sobre el tema de  la despenalización del aborto.

La ministro Acuña se mostró a favor de la sanción de ésta ley. “Es una postura personal, soy feminista y trabajo por los derechos de las mujeres hace muchos años. Como ministra, estoy muy involucrada en trabajar sobre la aplicación de la Ley de Educación Sexual Integral que es lo fundamental antes de llegar a esa última instancia que ninguna mujer desea”, dijo.

A la vez, la ministro se mostró en contra de las jornadas que muchos estudiantes deciden llevar adelante por estos días en los principales colegios de la Ciudad, con el objeto de reflexionar sobre el tema. “Estamos absolutamente en contra de que se tomen estas medidas. Los chicos tienen espacios en las escuelas para debatir y si queren manifestarse en el Congreso el día miércoles pueden ir con autorización de sus padres”, dijo.

En referencia al protocolo que el ministerio quiere aplicar ante medidas de fuerza estudiantiles, manifestó: “La justicia nuevamente y por tecera vez anuló la posibilidad de implementar medidas y pautas de acción ante la posibiliidad de tomas. Algunos jueces de la Ciudad consideran que el derecho al reclamo está por encima al derecho a la educación. No podemos aplicar este protocolo”.

En ésta situación, la ministra dijo: “Hemos mandado una circular y cada uno de los recoteras y rectoras de las escuelas tienen cuáles son las medidas a seguir en el marco de la normativa vigente, en situaciones que tienen  que denunciar. Volvimos a insistir: ante una situacion de tomas, llamen a todos los padres  de los estudiantes  para que los vengan a retirar y para que se hagan cargo de forma explícita de que sus hijos se quedan en un edificio sin gobierno adulto”.