Puentes con Venezuela

:: Por Eduardo Valdés ::

 

El sueño de nuestros libertadores  por fundar una Latinoamérica unida y grande, y el impulso por la transformación y consolidación de la región por el cual este Parlasur fue creado, se desvanece si apartamos a nuestra hermana Venezuela.

¿Podemos ser indiferentes a esta situación, que hoy mantiene en vilo al  más  importante proceso de integración regional? ¿De qué sirve amurallar Venezuela? ¿De qué sirve amurallar cualquier país?

Los parlamentarios del Mercosur, hermanados como compatriotas, debemos convocarnos a  profundizar nuestra vocación a la búsqueda de los canales de diálogo y de paz que nuestro pueblo venezolano necesita.

Respetuosos y defensores de la Democracia como la expresión de la voluntad popular, y conscientes de que la misma se consolida y fortalece en base a la construcción de consensos, debemos ratificar nuestra firme voluntad de contribuir, en un contexto de paz, con las acciones necesarias que garanticen  la permanencia de Venezuela como miembro del Parlasur.

Hoy el pueblo venezolano nos necesita, y el Parlamento del Mercosur como ámbito de construcción política y de dialogo  contribuirá a la búsqueda de la solución pacífica y democrática  en pos del bienestar de cada hombre y mujer de Venezuela.

Parlasur todavía no figura como palabra en el diccionario de la Real Academia Española, es muy nueva como institución, ojalá que por nuestra acción cuando los académicos la tengan que definir sea el equivalente de Pontífice que significa constructor de puentes y destructor de muros.

En nuestra región se han construido demasiados muros y de ahora en mas sueño que decir Parlasur es decir vamos a tirar todos los muros y vamos a construir solo puentes, pero tengamos en claro que un puente no se sostiene de un solo lado.

error: Content is protected !!