Quieren que las obras sociales no cubran el procedimiento de aborto legal

Falta un tiempo para que se vote en la Cámara de Senadores el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, pero la CGT quiere ponerle coto al aborto legal si se llegara a aprobar la norma.

La Confederación General del Trabajo aseguró estar en contra de que las obras sociales sindicales se sumen a esa política de salud pública e indicaron que no podrán pagar el costo de los abortos legales.

En éste contexto la CGT se reuniría con el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, la semana que viene para asegurar su posición y consultarán sobre cómo será el financiamiento de la norma.

El proyecto empezó a tratarse en las comisiones de Salud, de Justicia y Asuntos Penales y de Asuntos Constitucionales del Senado este martes, con miras al dictámen que podría salir en las primeras horas del mes de agosto.