Salud: El Hospital Garrahan realizó cinco trasplantes en 36 horas

El hospital Garrahan realizó cinco trasplantes pediátricos en 36 horas, en lo que constituye una logro que cambió la vida de cinco niños. Un equipo de más de 50 profesionales del hospital pudo concretar en forma consecutiva –y hasta en quirófanos paralelos- un trasplante de corazón, tres trasplantes renales y uno hepático. Cuatro de las intervenciones se realizaron en el hospital porteño y el quinto tuvo lugar en el Hospital de Niños “Sor María Ludovica” de La Plata, hasta donde se trasladaron dos cirujanos del Garrahan para realizarlo.

Los trasplantes se realizaron durante el fin de semana del 19 de mayo. Participaron cirujanos cardiovasculares, cirujanos hepáticos, nefrólogos, terapistas, instrumentadores, técnicos y enfermeros que estuvieron disponibles para poder llevar adelante las intervenciones. “Tuvimos el primer llamado del Incucai el viernes 18 por la tarde, por el donante de corazón”, explicó el doctor Horacio Vogelfang, jefe del servicio de Trasplante Cardíaco del Hospital Garrahan. “Quiero remarcar –sigue el médico- que todavía el Garrahan, que no es ajeno a las dificultades que estamos atravesando, sostiene la altísima complejidad en prácticas médicas. Esto es, un hospital público que sigue funcionando con recursos humanos adecuados y entrenados, recursos técnicos y de insumos para responder a la demanda”.

Para ello, intervinieron varios servicios del Garrahan: Nefrología, Urología, Trasplante Hepático y Trasplante Cardíaco. Un total de 52 profesionales que ablacionaron y luego trasplantaron, con éxito, un corazón, tres riñones y un hígado a cada uno de los pacientes.

Los cinco chicos trasplantados evolucionan favorablemente y se encuentran todavía internados, en plena recuperación. Los receptores fueron una nena de 10 años con miocardiopatía dilatada, que recibió un trasplante cardíaco; una adolescente de 16 añoscon insuficiencia renal crónica, que recibió un riñón; un chico de 8 años también con insuficiencia renal crónica, se le trasplantó un riñón; y un bebé de 10 meses y 5 kilos de peso con atresia de vías biliares, que recibió un hígado. En La Plata se concretó el quinto trasplante a un nene de 7 años con insuficiencia renal crónica, que recibió otro riñón.

“Es importante destacar que hubo cirujanos de nuestro equipo que estuvieron en 4 de estos trasplantes, es decir hicieron el trasplante cardíaco, fueron a hacer el trasplante a La Plata y luego volvieron a hacer los otros dos trasplantes renales al Garrahan”, aseguró Vogelfang.

Actualmente hay 18 chicos en lista de espera por un trasplante de corazón. Seis de ellos están en emergencia nacional. Uno de ellos está conectado a un corazón artificial –el único disponible en el Garrahan-. Otros tres se está evaluando que ingresen a lista de espera.

“Es importante la difusión de la problemática y que haya políticas de salud que acompañen los requerimientos de trasplantes, con recursos. También es importante que la gente vaya entendiendo que a cualquiera nos puede pasar que falle un órgano. Todos tenemos posibilidad de caer en eso. Es más, tenemos más probabilidades de ser receptores que donantes”, dice Vogelfang. “Hay que estar en el lugar de esas familias que están sufriendo”.

En 2017, en el Hospital Garrahan realizó 123 trasplantes de órganos, lo que representa más del 50% del total país en trasplantes hepáticos. En sus casi 31 años de historia, el Garrahan lleva realizados más de 2.400 trasplantes en bebés, niñas, niños y adolescentes.

 

Fuente: Clarín