Taser: La Ciudad gastará $24 millones para comprar las cuestionadas armas letales

A través del Ministerio que conduce Santilli, se está avanzando en la compras de pistolas de descarga eléctrica, taser, que llegarán a la Argentina en diversas tandas desde el exterior. Se tiene previsto, en una primera etapa, la adquisición de 400 unidades, el ejecutivo porteño, a cargo de Horacio Rodríguez Larreta gastaría aproximadamente unos u$s 600.000.

La implementación de las pistolas Taser ha generado gran polémica y no es ajena a la Policía porteña, ya que además de las fuertes criticas y oposiciones por parte de organismos de Derechos Humanos, significa un gasto muy elevado. El gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, tiene previsto hacer un gasto que asciende a los $24 millones en su adquisición. A priori, solo se comprarán 400.

Según refirieron a la prensa, el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires –que conduce el actual vicejefe de Gobierno, Diego Santilli-, implementó mecanismos para la adquisición de pistolas de descarga eléctrica –denominadas Taser-. Los armamentos arribarían en grandes etapadas desde el exterior del país.

De esta forma, entrega primera consistirá en alrededor de 60 pistolas que se pondrán en uso, en principio, en las 6 líneas del subte desde el mes de marzo. Anteriormente al comienzo de la utilización, los agentes de la fuerza de seguridad de la Ciudad tendrán que realizar una capacitación sobre el uso de las pistolas, brindado por miembros del Batallón de Operaciones Especiales (BOPE) de la Policía del país hermano de Brasil.

El jefe de gobierno porteño, refirió que cada una de estas armas podría costaría aproximadamente u$s 300, pero organismos policiales interiorizados en la temática, manifestaron lo contrario, ya que declararon que su costo se encuentra muy por encima del valor referido por Santilli, duplicando ese importe.

En la Ciudad creen que cada pistola, después de abonar los derechos de importación, conjuntamente con la capacitación de los agentes y gastos, podría ascender a un importe aproximadamente de u$s 1500 por arma.

Al  implementar 400 de estas armas, el gasto que se tendría que computar en relación al presupuesto ministerial asciende los u$s 600.000. Teniendo en cuenta la vigente cotización del dólar estadounidense, 22,8 millones de pesos. Pero, teniendo en cuenta que el tipo de cambio es inestable, podría llegar a necesitarse hasta 24 millones de pesos.

Esta situación se origina  conjuntamente con las decisiones adoptadas por el Ministerio de Seguridad de la Nación a cargo de Patricia Bullrich, funcionaria que tomó la iniciativa de dotar a los miembros de la fuerza policial que desempeñan sus funciones bajo tierra con estas pistolas. Organismos de Derechos Humanos, junto a sindicatos de trabajadores del subte, han manifestado su repudio frente a la implementación.