Un enjambre de abejas sorprendió a clientes de una confitería de San Telmo

Ocurrió en un local de Balcarce y Belgrano. Los insectos aparecieron debajo de una mesa y llamaron a especialistas para retirarlas.

Un enjambre de abejas se posó debajo de una mesa en el exterior de una confitería del casco histórico porteño sorprendiendo a los clientes, que dieron aviso inmediato a los dueños y estos llamaron a un especialista para retirarlas.

Pasado el mediodía, las abejas se posaron debajo de una mesa sobre la vereda en una confiteria ubicada en la esquina de Balcarce y la avenida Belgrano y los dueños del local rápidamente llamaron a un apicultor para que fuera a retirarlas.

“Me avisaron que el enjambre estaba debajo de una mesa y que estaba fácil para sacarlo, por lo que me traje un cajón para meterlo ahí y llevármelo”, indicó el apicultor Rubén Osmar a la agencia Télam.

Y explicó: “Puse el núcleo en un cajón con dos cuadros de cera estampada y tiré agua para que se fueran, pero las abejas comenzaron a dar vueltas alrededor, por lo que calculo que ahí debe estar la reina. No la vi, pero ahí debe estar porque las abejas volvieron y se fueron metiendo adentro, ellas solas”, detalló.

“Ahora me las llevo al campo y le voy a poner dos cuadros de cera más, así arman su colmena y ponen miel. Cuando se llene el cajón con crías las voy a poner en un cajón más grande para que sigan con su vida colectiva”, indicó Osmar.

Un mozo de la confitería contó: “No sabemos de dónde vinieron, sólo nos enteramos por el aviso de los clientes que al principio temieron por las picaduras, por lo que llamamos al apicultor para que viniera a retirarlas”.

Las abejas viven en colmenas, mientras que el territorio delimitado en el cual desarrollan su vida se denomina colonia.

Cuando las colonias se encuentran saturadas y ya no queda espacio para acopiar miel ni reproducirse, se produce naturalmente una división denominada enjambre, que se marcha de la colmena junto a la abeja reina y se instala en un sitio cercano.

Luego las abejas exploradoras se encargan de hallar otro lugar apropiado para la creación de una nueva colonia, mientras en la colonia original una flamante reina ocupa la posición que dejó su antecesora cuando emigró el enjambre.