Un fallo de la Justicia permite que los usuarios del subte puedan viajar gratis cuando no funcionen escaleras o ascensores

El Gobierno Porteño apeló el fallo del juez Gallardo que permite a los usuarios viajar gratis en el subte cuando no funcionen los ascensores o escaleras mecánicas, para facilitar la accesibilidad. Además de ello, Larreta y las empresas SBASE y Metrovías recusaron al juez.

Luego que se conociera el fallo de Gallardo, desde SBASE lo criticaron fundamentando que “no hay ningún subte del mundo que pueda garantizar que va a tener funcionando el 100×100 de las escaleras y ascensores las 18 horas del día de servicio durante un periodo prolongado”. El presidente del organismo, además, justificó la apelación porque “lo que no recaudemos como tarifa lo van a tener que terminar pagando todos los vecinos de la Ciudad”.

Por otra parte, Larreta enfrentó al titular del juzgado Nº 2 en lo Contencioso Administrativo y Tributario, solicitando en el mismo pedido de recusación al magistrado,“que se disponga el apartamiento inmediato” de Gallardo de la causa, por “falta de imparcialidad con intencionalidad de perjudicar” a los responsables del servicio de subtes.

El fallo polémico ocurre en el marco de una causa que lleva más de dos años, originada por el propietario de un comercio situado en una de las galerías del subte, quien padece una discapacidad motriz y por la que se encuentra imposibilitado de poder asistir a su trabajo.

La medida dispuesta por el fallo debería aplicarse desde el próximo lunes. El fallo establece además, que se debe difundir tanto en las estaciones como a través de la prensa, para que los usuarios conozcan su derecho a poder viajar gratis cuando la accesibilidad no se garantize.

Asimismo, los Metrodelegados enviaron una misiva al área de Recursos Humanos de Metrovías para solicitar que se instruya al personal de estaciones sobre el procedimiento a seguir en relación al fallo. Además, exigen a la empresa “informar de manera expresa, concreta y detallada, en andenes y lugares de acceso a las estaciones, sobre los eventuales efectos de dicha sentencia a efectos de impedir que, frente a la desinformación que pudiese existir, los pasajeros dirijan sus reclamos directamente a los trabajadores”.