A partir del lunes la Línea D cambia su horario de servicio por obras

Se implementó el lunes y se extenderá hasta el mes de diciembre inclusive. Tiene que ver con la renovación del sistema de señales, lo que ofrecerá una mejor regularidad al servicio. A la vez, se está instalando el moderno CBTC, el que funciona en las líneas C y H.

A partir de este lunes 22 de agosto, la Línea D cambia su horario de servicio debido a la obra de modernización del sistema de señales que se encuentra realizando  Subterráneos de Buenos Aires S.E. (SBASE). Esta medida se extenderá, hasta el mes de diciembre de este año.

Al mismo tiempo, de lunes a viernes conservará  el horario de inicio habitual a las 5.30 h y culminará media hora antes, a las 22.30 h. En tanto, los días sábados comenzará a las 6:30 h y finalizará a las 22.30 h y los domingos funcionará de 8.30 h a 20.30 horas.

Asimismo, la Línea D es una de las más utilizadas de la red y se encuentra  en proceso de modernización: posee el 100% de su flota con aire acondicionado, se avanza en su repotenciación y se está reemplazando el sistema de señales que existe hoy día, de tipo Automatic Train Protection (ATP), por un moderno Communications-Based Train Control (CBTC), (el  que ya funciona en las líneas C y H), lo que ofrecerá una mejor regularidad al servicio.

Actualmente la obra logró un avance del 63% y se orienta a finalizarse en 2023. En este plazo, se deben instalar equipamientos en zona de vías, contadores de eje, cableados y bandejas, trabajos que deben realizarse fuera del horario de servicio y por eso es necesario ampliar la ventana de trabajo nocturna.

Por otra parte, Los sistemas de señalamiento son sistemas de control y protección de las formaciones, cuya función más importante es que circulen de forma segura asignando rutas e informando la posición de los trenes para evitar colisiones, o sea, que están relacionados a la seguridad y a la frecuencia del servicio.

Por otro lado, el CBTC es un sistema de última generación cuya tecnología es tomada por los subtes más modernos a nivel mundial. A la vez, trabaja mediante la comunicación entre formaciones, habilitando el máximo acercamiento de manera  segura y acotando el intervalo al mínimo posible. A la vez, el  sistema determina con precisión la ubicación de los trenes y controla la velocidad de circulación, y en caso de que sea superada es posible detener la marcha. Así es que se logra una operación más óptima, con intervalos más acotados y con mayor seguridad para los usuarios.