Ademys rechazó el simulacro de clases presenciales que llevó adelante la Ciudad

Importante rechazo al simulacro de clases presenciales que protagonizó la Ciudad en el barrio porteño de Parque Patricios

“La cita funcionó como extorsión y engaño”, afirmaron desde el sindicato Ademys, dado que los estudiantes fueron convocados con la promesa de entregarles una computadora portátil.

El retorno a clases presenciales de los alumnos de la Ciudad de Buenos Aires es un tema con posiciones antagónicas que preocupa al ejecutivo local. Después de varios intentos, rechazados por el Gobierno Nacional, con el fin de retornar al dictado de clases presenciales, la Ciudad determinó realizar una prueba con algunos estudiantes. A su vez manifestaron realizarlo sin el consentimiento de los estudiantes, su núcleo familiar y los gremios docentes.

Desde el gremio de la educación Ademys afirmaron que el Gobierno Porteño citó a alumnos de quinto año de algunos colegios, entre los que se encuentra la Media tres del Distrito diecinueve perteneciente al Bajo Flores, con la intención de hacerles entrega de notebooks y material de estudio. Los estudiantes recibieron un llamado para ir a buscar portátiles ya que eran los que no tenían conectividad desde el comienzo de la emergencia sanitaria. Desde el gremio, denuncian: “La cita funcionó como extorsión y engaño para que vayan a buscar sus equipos, que el gobierno debería haber garantizado desde marzo, como venimos reclamando”.

“La convocatoria fue planificada para usar a les estudiantes en un simulacro de vuelta a clases presenciales en Parque Patricios, sin que eso estuviese notificado o fuese consentido por ellxs y sus familias. Con personal administrativo del Ministerio organizando sin respetar la distancia, sin que estuviera claro por qué tenían que esperar dos horas a la intemperie para retirar los equipos, les estudiantes fueron usados para garantizar la foto que pretenden Larreta y Acuña en pos de continuar su política aperturista a como dé lugar”, continuaron.

En tanto, el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires respondió que no se realizó ninguna clase presencial, algo que no se encuentra habilitado, ya que no fue todavía consensuado con el ejecutivo nacional. «Lo que estamos haciendo en el polideportivo es una revinculación con los chicos que más cerca estaban de abandonar la escuela. Es una tarea social, tratando de impedir justamente el abandono», explicaron.

«Convocamos a 100 chicos de cercanía. La idea es que tengan una charla y los que necesiten se lleven una compu. No son clases, no hay docentes y estamos fuera del ámbito escolar. Buscamos que no siga pasando el tiempo y los chicos sigan en vías de abandonar la escuela», sostuvieron. Afirman que la iniciativa es parte del programa «Decí presente» del ejecutivo local.

Pese a la magnitud de covid positivos y víctimas fatales, el Gobierno de la CABA “mandó luego a los y las jóvenes en taxis de a dos a sus casas, parando autos en la calle”, sostuvieron desde el sindicato porteño.

“Como venimos sosteniendo en base a los informes de organismos como la Organización Panamericana de la Salud y como lo demuestran los resultados de las experiencias negativas que ha tenido la apertura de escuelas en Francia, España, Israel, Estados Unidos, o en provincias como San Juan, no se debe volver a la escuela presencial hasta que no haya circulación comunitaria del virus”, concluyeron desde Ademys.