Avanza el Plan Hidráulico porteño para evitar inundaciones

El Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, expresó: «La Ciudad tiene hoy un riesgo mucho menor de sufrir inundaciones”. Del mismo modo, el alcalde resaltó la «planificación», al momento de dar a conocer el fin de obra de dos ramales del Arroyo Cildáñez. Los trabajos beneficiarán a más de ciento veinte mil vecinos.

Horacio Rodríguez Larreta, determinó la conclusión de obra de los ramales Castañares y Cruz del Arroyo Cildáñez. Los trabajos beneficiarán a más de ciento veinte mil vecinos de los barrios Papa Francisco, Villa Soldati y Bajo Flores.

“La planificación de estas obras permite que la Ciudad tenga hoy un riesgo mucho menor de sufrir inundaciones”, subrayó el Jefe de Gobierno de la Ciudad.

Paralelamente, indicó: “esto es parte de un plan que empezamos con Mauricio (Macri) hace 15 años”, y siguió: “Son cuatro las obras que estamos terminando acá en zona sur, que antes se inundaba mucho”.

A su vez insistió en que “el riesgo de inundación en la Ciudad baja día a día”, y resaltó: “Estamos muy orgullosos del equipo que tenemos porque se viene trabajando bien y cumpliendo con los plazos”.

Del evento también participaron el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, y el secretario de Transporte y Obras Públicas, Juan José Mendez.

Miguel expresó: “esto es una buena noticia para todos los vecinos de Villa Lugano, Villa Soldati y Bajo Flores”, y sostuvo: “Con estas obras se superan los obstáculos para aquellos que tenían el riesgo de sufrir inundaciones”.

Del mismo modo, determinó que “los trabajos mejorarán la vida de todos los vecinos”, y resaltó el Plan Hidráulico de la Ciudad: “Sirve para que muchas zonas ya no se inunden”.

En tanto, Méndez indicó: “por causas del cambio climático, las lluvias que antes ocurrían cada 15 ó 20 años ahora ocurren cada dos o tres”, e hizo hincapié: “Este plan nos permitió ampliar la red de captación pluvial: lo vivimos en el Arroyo Maldonado, en el Vega, en el Medrano y ahora también en el Cildáñez”.

Para finalizar, aseguró que estos trabajos “van a beneficiar a más de 120.000 vecinos”, y culminó: “El objetivo que tenemos es llegar a los 30 kilómetros de túneles de captación pluvial. Ya alcanzamos 28 y en los próximos años, hacia el 2023, vamos a completarlo”.

Las obras, que forman parte del Plan Hidráulico de la Ciudad, comenzaron en el mes de mayo de este año. Se pondrán en funcionamiento en los primeros días de enero del año dos mil veintidós.

En conjunto cuentan con una prolongación de casi uno punto cuatro kilómetros debajo del Parque Indoamericano y la avenida Cruz, y la obra contempló la instalación del caño de Plástico Reforzado con Fibra de Vidrio (PRFV) más grande de Sudamérica, con un diámetro de tres metros.

A su vez, a fines de enero del año próximo se estima que se completarán las obras del Ramal Martí que beneficiarán a los vecinos de Villa Soldati. Tendrá una extensión de uno kilómetro debajo de la calle Santiago de Compostela, desde la avenida Asturias hasta Mariano Acosta. Así, concluirá la segunda etapa del Arroyo Cildáñez que está conformada por los ramales Pergamino, Rabanal (inaugurados a principios de este año), Castañares, Cruz y Martí.

Este proyecto es un paso más para cumplir con el compromiso asumido por el Gobierno de la Ciudad de construir treinta nuevos kilómetros de túneles hidráulicos para el año dos mil veintitrés. En la actualidad el avance es del noventa y tres por ciento (veintiocho kilómetros). Gracias a las obras ejecutadas, cada vez son menos las zonas con riesgo de inundaciones frente a fuertes tormentas.