El Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, anunció una serie de medidas que se enmarcan dentro de la extensión de la cuarentena social, preventiva y obligatoria, la que se extenderá en principio hasta el día 26 de abril por la emergencia mundial del coronavirus.

El alcalde metropolitano se expresó acerca de la extensión de la cuarentena social, preventiva y obligatoria que se extenderá hasta el día 26 de abril, dentro del marco del covid-19, y soslayó que los trenes, subtes y colectivos retomarán su normal funcionamiento, que desde el día miércoles 15 de abril el uso de tapabocas será obligatorio en negocios, dependencias de atención al público públicas y privadas, y en los medios de transporte de pasajeros, y que no se permite salir a correr.

“A partir del anuncio del Presidente del otro día, nosotros confirmamos en la Ciudad que no vamos a flexibilizar la cuarentena, que hay que quedarse en casa. Cuanto más estrictos seamos hoy, más rápido se va a poder salir después. Especialmente con el tema del cuidado de nuestros adultos mayores”, dijo el Jefe de Gobierno de la Ciudad.

Horacio Rodríguez Larreta, explicó que “en la Ciudad no se puede salir a correr o hacer ejercicio físico” y añadió que “con la densidad que tiene Buenos Aires es imposible controlar que la gente esté alrededor de su casa”.

También, contó que “a partir de las 0 del miércoles, va a ser obligatorio el uso de tapabocas para todos los que anden en el transporte público y para todos aquellos que estén en posiciones de atención al público, en las actividades que ya están exceptuadas”.

“Esto parte de la comprobación de que dos de cada tres personas que se contagian el coronavirus no presentan síntomas”, expresó.

Paralelamente expertos sostienen que el uso de tapabocas es una medida de prevención en cualquier otro lugar.

A tal fin es aconsejable cualquier elemento que logre cubrir boca, nariz y mentón de fabricación hogareña, tales como pañuelos y telas, no máscaras o barbijos. No es obligatorio para andar a pie, como así tampoco en automoviles de uso privado, pero es altamente recomendable.

Aquellos que no cumplan con la medida, tendrán que enfrentar multas pecuniarias que rondan entre $10.700 a $79.180, también clausuras e inhabilitaciones.

En ese marco, el Jefe de la Ciudad expresó que ”la venta de barbijos N95, que es el más tradicional para el uso del sistema de salud, va a estar prohibida para los que no formen parte de ese sistema”.

A su vez estableció que a partir del día de hoy, existirá “más frecuencia en el transporte público”. “El espíritu de esta medida es que la gente que viaja, viaje preservando mejor la distancia social, manteniendo el criterio de que puede entrar en cada vagón tanta gente como quepa sentada”.

Los remises y taxis continuarán funcionando de forma habitual, y la totalidad de los ocupantes tendrán que permanecer en sus interiores con tapabocas, y los pasajeros deberán viajar únicamente en las butacas traseras. A su vez, se recomienda que las ventanillas estén bajas.

En relación a los automóviles de uso privado y motos, sólo podrán circular los ciudadanos que cumplan una labor esencial y cuenten con permiso habilitado.

En la conferencia, se econtraban presentes el vicejefe y ministro de Justicia y Seguridad, Diego Santilli; el jefe de Gabinete, Felipe Miguel; el ministro de Salud, Fernán Quirós, y el secretario de Transporte y Obras Públicas, Juan José Méndez.

En tanto, el vicejefe y ministro de Justicia y Seguridad detalló que “este fin de semana, salvo el sábado a la mañana, ha sido una semana santa en la que la movilidad ha caído”, y dijó: “Estamos en valores del 1% de utilización del subte y 3 o 4% de utilización de trenes”.

En relación al decreto que comenzará a regir desde este miércoles, precisó: «Las personas que van a usar el transporte público tienen que taparse la boca. El que va a comprar o vender en un comercio tiene que taparse la boca».

En ese mismo sentido, el secretario de Transporte y Obras Publicas de la CABA, estableció que “lo que estamos haciendo a partir de hoy es dar oferta de día hábil, que es la mayor oferta que puede tener el transporte público para garantizar el distanciamiento social a todos los usuarios y usuarias en estos días”.

Del mismo modo, detalló que “en 500 puntos de la Ciudad, aquellas paradas que en general congregan a la mayor cantidad de pasajeros, hemos demarcado en el piso la distancia social para que sea más fácil interpretarla”.