CABA: Gremios docentes reclaman mejoras salariales

En el día del estudiante, sindicatos de la educación realizaron una serie de reclamos en las inmediaciones a la Plaza de Mayo con clases públicas. Pidieron un significativo incremento en los haberes, aumento del presupuesto y soberanía.

Exigen un presupuesto acorde para la educación, mejoras salariales, inversión en la infraestructura escolar y también solicitaron la renuncia de la titular de la UNICABA, Sabrina Ajmechet, entre otros.

El gremio mayoritario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, UTE (Unión de Trabajadores de la Educación), seleccionó el Día del Estudiante para volver a concentrarse linderos a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad y “continuar exigiendo presupuesto para educación y políticas educativas que promuevan y sostengan una educación pública de calidad para todxs”. En ese sentido, organizaron una clase pública con eje en la soberanía nacional. El tema no es casual: apunta a revivir el pedido de renuncia de la titular de la UNICABA Sabrina Ajmechet –que responde a Patricia Bullrich-, quien “plantea públicamente que las Islas Malvinas son territorio inglés”.

En la clase pública, a cargo del docente Rubén Buzzano, se trató “el mapa bicontinental de nuestro país, enseñando lo estipulado en las leyes, la constitución y los currículums respecto de la soberanía territorial. Estos valores que construimos todos los días en las escuelas de nuestra ciudad son los mismos que niega la funcionaria de la UNICABA Sabrina Ajmechet, que plantea públicamente que las Islas Malvinas son territorio inglés. Ratificaremos ante el Gobierno de la Ciudad el pedido de renuncia de por incumplir con la normativa vigente”, expresó la UTE a través de un comunicado.

Y lamentó que “desde el comienzo de la pandemia el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta hace campaña política y electoral planteando que la prioridad es la educación pero desde hace más de una década que el presupuesto educativo baja y es en 2021 el más bajo de la historia desde la vuelta a la democracia. No garantizaron dispositivos ni conectividad a estudiantes y docentes, tampoco garantizaron en un primer momento los materiales de bioseguridad y, a la infraestructura deplorable previa a la de marzo de 2020, obligaron a retornar a los edificios escolares sin ninguna inversión en seguridad e higienes edilicias”.

Por su parte, el gremio Ademys llamó a concentrarse en una marcha a las 13 horas en Plaza de Mayo con un reclamo netamente económico. “En la última paritaria nacional, el gobierno acordó con las burocracias sindicales llevar el salario mínimo (docente) a $38.000 en octubre y $40.000 en diciembre. En la ciudad, el sueldo está apenas por encima. En agosto, una maestra con hasta 10 años de antigüedad cobró $45.913, un 33% por debajo de la línea de pobreza”, subrayaron desde ese espacio, que reclama reapertura de la paritaria nacional docente, reapertura de la mesa salarial porteña y “en la perspectiva de un salario mínimo igual a la canasta familiar, exigimos un sueldo mínimo por cargo de $70.000. ¡Ningún docente por debajo de la línea de pobreza!”