“Fue un día de mucho desahogo, veremos día a día”, dijo el ministro de Salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Fernán Quiros. “Es razonable entender que el primer día después de 80 encerrados toda la gente quiso salir”, continuó, pero subrayó: “El aglomeramiento es más del que nos hubiera gustado tener”.

Fernán Quirós, médico a cargo de la cartera de salud porteña explicó cómo vivió la Ciudad el gran caudal de personas que salieron a corren en territorio porteño durante los primeros días de haber habilitado la salida en los emblemáticos espacios verdes de la CABA en el contexto de la emergencia sanitaria por covid-19. “Es razonable entender que el primer día después de 80 encerrados toda la gente quiso salir”, expresó, pero dijo: “El aglomeramiento es más del que nos hubiera gustado tener”.

En su conferencia de prensa que brinda todas las semanas en sede del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el ministro adelantó que se incrementarán los controles y reiteró a la la ciudadanía que actúen con mucha responsabilidad. “Vamos a intensificar el control hoy para que se cumpla la normativa. Necesitamos una sociedad en la que cada uno cumpla. Si hay mucha gente en un lugar, lo natural es que intente cambiar de lugar. Se puede hacer por muchos lugares. No es necesario conglomerarse en el lugar donde siempre corrían”, puntualizó en concordancia con las imágenes televisivas que se hicieron públicas en las inmediaciones del Rosedal y los bosques de Palermo.

“Vamos a evaluar día a día la evolución de esta medida. Apelamos al comportamiento colectivo. Que si van caminando usen el tapabocas. Y esperar un poquito, fue un día de mucho desahogo. Veremos día a día. Tenemos confianza en que eso se pueda organizar y ordenar”, enfatizó.

En relación a la apertura de más comercios de cercanía local a partir del lunes, su análisis fue alentador: “Los negocios de cercanía anduvieron muy bien, no hemos identificado dificultades ni aglomeramiento de gente. El informe de la AGC es muy bueno”.

En la tradicional conferencia, el ministro señaló que “desde el 30 de mayo llevamos cierta estabilización de los casos en los últimos 7-8 días” y brindó información sobre la situación en barrios vulnerables y hogares de adultos mayores, dos de los lugares que más preocupan. En barrios humildes porteños ya existen 5335 casos, con 51 muertos. En los hogares para adultos mayores, existen 77 entidades afectadas, con 451 casos y 61 muertos.