Confirman cuatro casos de dengue en la Ciudad. Se trata de personas que viajaron a las zonas afectadas y evolucionan favorablemente.

En medio del brote de dengue -con más de mil afectados en todo el país- desde el Ministerio de Salud porteño confirmaron que en la Ciudad ya son cuatro los casos confirmados. Son no autóctonos, esto quiere decir que los pacientes contrajeron el virus cuando estaban de viaje en zonas afectadas.

Los cuatro afectados tuvieron una buena evolución y ya fueron dados de alta con seguimiento ambulatorio. “Se aconseja a las personas que viajen a las zonas como el norte del país tomar en cuenta los consejos de prevención”, dijeron desde el Ministerio.

Las autoridades porteñas informaron que desde los ministerios de Salud, Ambiente y Espacio Público y Defensa Civil están realizando “acciones para el control del mosquito vector y la búsqueda de casos de síndrome febril, control de focos y acciones de bloqueo, acciones de prevención y asesoramiento a los vecinos”.

Cómo evitar la presencia del mosquito

– Mantener los elementos útiles en desuso boca abajo (baldes, tachos).
– Tapar todos los recipientes que contengan agua (tanques, barriles).
– Cambiar diariamente el agua de los floreros y bebederos de animales.
– Limpiar desagües pluviales y canaletas de las casas, al menos una vez por semana.
– Eliminar objetos inservibles que acumulen agua.
– Reforzar la limpieza en nuestras casas.

Evitar las picaduras

– Colocar telas mosquiteros en las aberturas de las viviendas.
– Proteger la cuna o cochecito del bebé con tela tipo tul.
– Utilizar espirales, pastillas o líquidos repelentes.
– Aplicar repelente cada 3 o 4 horas en aerosol, crema o líquido en las partes del cuerpo no cubiertas por la ropa. Si se usa protector solar, aplicar repelente sobre el protector. No se recomienda el uso de repelentes en bebés menores de dos meses de edad; en éste caso, consulte al pediatra.

Es importante acudir a un establecimiento de salud para descartar diagnóstico ante la presencia de los siguientes síntomas: fiebre alta, dolores musculares o articulares, decaimiento, dolor de cabeza (zona de los ojos), erupciones en la piel, náuseas, vómitos o dolor abdominal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.