En la Ciudad de Buenos Aires se eliminarán 27 pasos a nivel

Las esperas, a veces, demoran demasiado. Al igual que las filas de autos que ocasionan mal humor y bocinazos en sitios en que, de otra forma, serían  más serenos. Aún quedan, en la zona metropolitana472 pasos a nivel,  74 de ellos se encuentran en la CABA. Muchos pasos a nivel en barrios representan un peligro para la seguridad vial y para la integridad de los peatones que los transitan. Con el inicio de la obra para lograr elevar parte del ferrocarril Mitre, ramal Tigre, que se realizará esta semana, habrá a la vez, tres proyectos comenzados que, una vez que se realicen, permitirán quitar 27 pasos a nivel en las líneas Mitre, San Martín y Belgrano Sur, que recorren barrios como Núñez,  Palermo, Belgrano, Pompeya y Barracas.

Las obras referidas al tren Mitre presentarán una extensión de 3,9 kilómetros entre los barrios porteños de Palermo y Núñez. La formación, que ya viaja elevado hasta el Hipódromo, permanecerá de ésta forma hasta la avenida Congreso, en donde ya se creó un paso bajo nivel. La inversión que se prevé es de $ 2.600 millones y como es sabido la finalidad es la de culminar la obra, que se financiará con fondos propios, en marzo de 2019.

El tren es utilizado por 100.000 usuarios diariamente. Por otra parte, se beneficiarán 30.000 pasajeros de las líneas de colectivos que recorren la zona y unos 70.000 conductores de automóviles.

Como en el resto de la Ciudad de Buenos Aires, las barreras de la línea Mitre se encuentran bajas entre 20 y 30 minutos cada hora, lo que ocasiona embotellamientos y tardanzas en forma diaria. Una vez eliminados los obstáculos se piensa que, además de no perder tiempo quienes se mueven en tren, lo puedan hacer también todos los que viajan en autos y colectivos.

“Ahora tenemos frecuencias de entre diez y quince minutos entre un tren y el otro. La idea es llegar a entre 3 y 5 minutos. Para esto hay que sumar trenes y hacerlos más largos”, aclaró Germán Bussi, secretario de Planificación del Ministerio de Transporte, y comentó además: “Todo esto es imposible con las barreras que hay en la actualidad. La Ciudad no lo resiste y además de un problema de seguridad las barreras nunca se levantarían”.