En el marco de las obras del Eje Cívico comenzaron los trabajos de puesta en valor de la Plaza de Mayo

La finalidad es volver a obtener el esplendor de la zona, y a la vez optimizar la calidad de vida de los vecinos brindándoles un espacio público más confiable y seguro.

La Ciudad, a través del Ministerio de Ambiente y Espacio Público, inició la de puesta en valor de la Plaza de Mayo, en el marco de las obras del Eje Cívico. El Eje Cívico está integrado por el corredor o eje propiamente dicho que es la Av. De Mayo y en sus vértices se ubican dos espacios verdes de suma importancia: la Plaza de Mayo en el extremo sur y la Plaza del Congreso en el norte.

Urbanísticamente  fue ideado para que se enfrenten y resalten visualmente, dos de los edificios más emblemáticos de la Ciudad: la Casa Rosada y el imponente edificio del Congreso Nacional.

La finalidad es volver a obtener el esplendor de la zona, y a la vez optimizar la calidad de vida de los vecinos brindándoles un espacio público más confiable y seguro. También resaltar su patrimonio cultural, para que los vecinos disfruten de los detalles pintorescos que aporta el espacio público y además porque la puesta en valor de todos estos lugares emblemáticos para los ciudadanos es una manera de mantener viva la historia argentina.

La puesta en valor de la Plaza de Mayo se inicia en el marco de las obras del Eje Cívico.

“Esta plaza es uno de los puntos de encuentro más emblemáticos de la Argentina, es la plaza más antigua e importante de la Ciudad, que nos vio crecer como país y que habla por nosotros al mundo entero”, comentó Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires.

Los trabajos de puesta en valor de la Plaza de Mayo están previstos que finalicen para fines del primer cuatrimestre del 2018, y tiene un presupuesto de $43.792.575.

“La Plaza de Mayo es una plaza hermosa que ha tenido muchas modificaciones a lo largo del tiempo. Con esta obra recuperaremos algunos aspectos de su traza original, tal como hicimos a principios de este año con la pirámide. Es una manera de reafirmar nuestra cercanía con la historia de nuestro país”, dijo Macchiavelli.

Los trabajos de puesta en valor de la Plaza de Mayo están previstos que finalicen para fines del primer cuatrimestre del 2018.

Para el diseño de la obra se confeccionó un estudio integral de la historia de la Plaza de Mayo, con los distintos  cambios que fue sufriendo a lo largo del tiempo y también, el estado actual en el que está hoy día.

El proyecto actual considera a la Plaza de Mayo como el lugar por excelencia para la concreción de actos cívicos y tiene en cuenta su uso cotidiano y relevancia turística.

La idea principal es poder mantener los diseños de la traza original, donde el eje central se encontraba despejado recorriendo tres espacios circulares flanqueados por enormes canteros verdes, en los cuales dentro de cada uno se refleja una fuente ornamental.

La obra está diseñada para que se amplíen los espacios de reunión y encuentro, los que se conectan mediante el eje central. Asimismo, se contempla una ampliación de las veredas y de los senderos peatonales, ganando dos carriles vehiculares de cada lado de la Avenida Hipólito Yrigoyen y Av. Rivadavia, lo que significa un aumento progresivo de la superficie total de la Plaza de Mayo, manteniendo las porciones de superficie verde en referencia  a la superficie seca.

Aspectos fundamentales de la obra:

Agregar 730 m2 de espacios verdes en la Plaza de Mayo y 450m2 en el contorno de la Casa Rosada. De esta forma la Plaza de Mayo contará con 7600 M2 de espacios verdes totales y la Casa Rosada con 450m2.

Extensión de veredas, sobre las calles laterales, agregando planteras corridas, lo que significará el aumento de la superficie verde y de las especies arbóreas.

Recuperar el proyecto inicial de la Plaza de Mayo con la ubicación de las fuentes dentro de los canteros situados en los laterales parquizados.

Brindar iluminación desde el piso para ofrecer forma y destacar así los senderos.

Incorporar una nueva plantación con una doble alineación de arboles sobre las veredas.

Sobre la Av. Hipólito Irigoyen se extenderá la vereda siguiendo la línea nueva del proyecto de Plaza de Mayo, con un cantero sobre nivel.

En la esquina de la Casa Rosada, se diseñó un cantero con plantas de floración destacada.

Dentro de la Plaza de Mayo:

Los canteros ocasionarán zonas estancas con bancos y un ritmo a lo largo del trayecto acentuado por la gran iluminación del solado.

Se plantarán agrupaciones de árboles pequeños que intensifican la geometría quebrada y a la vez brinda una  escala peatonal.

Las especies de palmeras se agregarán como elementos puntuales columnares y de altura a escala urbana.

En los extremos se ubican los árboles de mayor tamaño similares al proyecto de la Plaza de Mayo.

El trabajo principal  fue la restauración completa de la Pirámide de Mayo y las cuatro estatuas de la Plazoleta San Francisco, La Navegación, La Industria, La Geografía y La Astronomía, que formaban parte del monumento hasta el año 1912.

Las estatuas que se situaban en la Plazoleta San Francisco, en la intersección de las calles Defensa y Alsina, fueron restituidas al monumento luego de 105 años. La obra se declaró como Monumento Histórico Nacional.

Durante los trabajos se limpiaron y protegieron las esculturas de mármol que se encontraban allí, junto a las placas conmemorativas de bronce.

La Pirámide de Mayo es el primer monumento nacional y fue creado en el año 1811 para conmemorar el primer aniversario de la Revolución de Mayo y rendir homenaje de ésta forma, a los primeros héroes de la Patria. A lo largo de la historia, sufrió sucesivos cambios y transformaciones, incluyendo el traslado de la misma,  y es una de las pocas construcciones que datan de comienzos del siglo XIX, y que aún existe en la Ciudad de Buenos Aires.

La puesta en valor de la Plaza Congreso

La puesta en valor de la Plaza Congreso contempló la Plaza Mariano Moreno y la Plaza Lorea. En la obra prevista se reemplazaron los viejos pisos de cerámica por césped y se refaccionaron los canteros centrales. Con todo ello se buscócrear un entorno más accesible, con mayor vegetación y más espacios comunes.

La puesta en valor de la Plaza Congreso contempló la Plaza Mariano Moreno y la Plaza Lorea.

Entre las tareas realizadas se restauraron los monumentos y las obras de arte en las tres plazas, se mejoraron las calles del entorno y se niveló la calle de Virrey Ceballos; se recuperó la traza inicial de los senderos, de los bordes de veredas y de los canteros; se incorporaron a la vez, especies nativas y aromáticas, y se agregaron especies de árboles.

Asimismo se renovó en forma completa el mobiliario urbano, se mejoró la iluminación, y se restauró la fuente de la Plaza Lorea además de continuarse el sendero que se encontraba interrumpido.

La puesta en valor de Avenida de Mayo

Las obras de puesta en valor de la Avenida de Mayo pretenden modernizar toda la tradicional zona y hacerla más confiable y vistosa para transitarla. Durante los trabajos se realizó la actualización de todos los herramientas de equipamiento, los puestos de diarios y flores, la limpieza de todo el equipamiento que existe, los trabajos de arbolado, la iluminación y la restauración de veredas en toda el recorrido de la avenida.

Hoy día se está trabajando en la recuperación en aproximadamente diez fachadas sobre la Avenida de Mayo, y en edificios emblemáticos de la Ciudad como el Hotel Paris y el Hotel Chile.

La Plaza de Mayo es la más antigua de la Ciudad de Buenos Aires y es escenario de todos los acontecimientos políticos más destacados de la historia de nuestro país, a excepción por supuesto, de la Declaración de la Independencia. Su nombre es en alusión al homenaje a la Revolución del 25 de Mayo de 1810, que sucedió en esta misma plaza y que dio lugar a la gesta de la Independencia argentina, a partir de la cual se empezó a elegir una forma de gobierno propia.

A la vez, es el lugar donde se fundó por segunda vez la Ciudad de Buenos Aires, el 11 de junio de 1580 por Juan de Garay, con la denominación de Ciudad de la Santísima Trinidad y Puerto de Santa María del Buen Ayre.

En el epicentro de la plaza se ubica la Pirámide de Mayo, un monumento construido en el año 1811 para celebrar el centenario de la Revolución y que fue reformado en el año 1856 por el artista y arquitecto Prilidiano Pueyrredón. Entre la Pirámide de Mayo y la Casa de Gobierno se encuentra el monumento a Manuel Belgrano, quien fue creador de nuestra bandera nacional.