Comuna 15: Se cayó la mampostería durante una clase en un colegio de Villa Ortúzar

“Una docente resultó lastimada y no ocurrió una desgracia de milagro. Hace dos años los techos habían sido refaccionados”, declaró una comunera perteneciente a la junta comunal de la Comuna número 15.

En esta oportunidad, el hecho tuvo lugar en el  Colegio Número Cuatro, perteneciente al Distrito Escolar Catorce, denominado “Juan A. Lavalleja”, sito en el barrio porteño de Villa Ortúzar. Gran caudal de mampostería se desprendió mientras se estaba desarrollando una clase dentro de un aula, los escombros cayeron al suelo, donde se encontraban estudiantes niños y adultos presentes. Una maestra de la institución sufrió heridas. Un hecho similar tuvo lugar algunos días atrás en los barrios de Lugano y Barracas.

“Una docente resultó lastimada y no ocurrió una desgracia de milagro. Hace dos años los techos habían sido refaccionados”, declaró una comunera perteneciente a la junta comunal de la Comuna número 15. En las redes sociales han circulado algunas fotografías donde pueden evidenciarse grandes escombros de importantes tamaños caídos encima de las sillas y pupitres del establecimiento educativo.

Fuentes educativas señalan que no es la primera vez que ocurre un siniestro de este tipo, en tanto, la sectores opositores al ejecutivo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, denuncian el bajo nivel de presupuesto educativo a lo largo de toda la gestión del Señor Jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta y el altísimo gasto publicitario para viralizar obras de educación, entre las que se encuentran las cincuenta y cuatro nuevas escuelas, donde se estima un gasto publico en difusión que superaría los ciento diez millones de pesos en un solo mes.

El episodio se adiciona a otros casos testigos, acontecidos en los barrios porteños de Barracas y Villa Lugano, donde varios ciudadanos tuvieron que ser asistidos y hospitalizados por personal de salud, producto de las lesiones sufridas.

En el barrio porteño de Caballito, centro geométrico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, más precisamente en el Colegio numero once, distrito escolar numero ocho, las clases tuvieron que ser interrumpidas debido a la presencia de roedores paseando en plena luz del día por las aulas del lugar. La empresa fumigadora se apersono durante el día de hoy y presuntamente mañana tampoco habría clases.

Algo parecido aconteció en el colegio “Souriges”, en el barrio porteño de Flores y en la “Vera Peñaloza” en el barrio de Almagro.