Comuna 5: Comenzaron las ventas por la navidad

Se dice que el barrio de Almagro es la cuna de la pastelería. Por ellos muchas personas ya se acercan a consultar los precios del pan dulce y budines para las fiestas de fin de año.

Algunas confiterías de Almagro ya muestran en sus vidrieras los tentadores dulces para adornar las mesas de navidad. Pan dulce, budines, tortas con diseños navideños y otras creatividades alusivas ya están en venta.

Según comentan los vecinos, los precios no muestran subas demasiadas elevadas.
Los pan dulces son los más demandados hasta el momento. En sus distintas variedades, con frutas secas o sin ellas, las recetas son las tradicionales de siempre, con el estilo de las confiterías más antiguas del corazón de Almagro.

Aún faltan casi 2 meses para celebrar la navidad, pero las personas ya sienten curiosidad sobre los costos, para hacer números a la hora de la cena navideña.
Se estima que los costos solo subieron un 10% en relación al año pasado en cuanto a pastarías y dulces respecta.

Los precios oscilan entre los $30 y $45 pesos los más económicos y los más sofisticados pueden llegar a los $250 pesos.

Los dulces artesanales del barrio de Almagro atraen todos los años a numerosas vecinos de otras comunas cercanas como Boedo, Caballito, incluso Flores para poder adquirir la calidad de los dulces tradicionales. Sin dudas, los visitantes aumentan acercándose la fecha navideña.

La clave de los productos de la zona pasa por el rebose de frutas secas, castañas de cajú y almendras tostadas que le dan un sabor inigualable a los productor de confitería de la zona.
Los precios cuidados a los que están sujetos los pan dulces de Supermercados suelen ser muchos más económicos que los adquiridos en confiterías de renombre.

No obstante y a pesar de ello, los porteños no parece estar dispuesto a sacrificar los dulces de navidad y a pesar de las diferencias de precios con los supermercados, prefieren las marcas reconocidas o los dulces artesanales de las mejores confiterías de la Ciudad para la noche buena y el disfrute familiar.