Comuna 6: Reclaman por el servicio de salud de la UBA

Denuncian que intentan desmantelar el servicio de salud de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Trabajadores y trabajadoras pertenecientes a la Dirección General de Salud y Asistencia Social de la Universidad de Buenos Aires, marcharon a la sede de la entidad, ubicada en el barrio porteño de Caballito, tras el intento de desmantelar el servicio de salud, sito en la calle Hidalgo número mil sesenta y siete.

La Universidad de Buenos Aires posee un servicio de salud, que se encuentra emplazado en la calle Hidalgo número mil sesenta y siete, en el barrio porteño. Es donde se hace el conocido examen médico que es requisito indispensable para concluir cualquier carrera de la Universidad de Buenos Aires.

Los trabajadores y trabajadoras, pertenecientes a la Dirección General de Salud y Asistencia Social denunciaron que las autoridades de la facultad se encuentran avanzando en un plan para desmantelar el servicio y mudar las instalaciones a la Facultad de Psicología, justo en momentos en que se avecinan los comicios del rector y el Sr. Alberto Barbieri se encuentra en la búsqueda de su reelección. El a cargo de la institución ya se expresó sobre la problemática como un hecho en la última sesión del Consejo Superior, comunicando que el edificio se va a «refuncionalizar».

“Desguazar la Dirección General de Salud y Asistencia Social y derogar el examen médico constituiría un ataque muy importante, no solo a nosotros, los trabajadores, que no se sabe a dónde nos transferirán, sino a los cientos de miles de alumnos que cursan sus carreras de grado en la institución”, expresaron trabajadores y trabajadoras a la prensa.

El caso de la Universidad de Buenos Aires es ejemplar. Que la misma facultad ofrezca todo el examen médico preventivo de forma gratuita y en las instalaciones propias de la universidad, sin derivar a hospitales u otros centros de salud es una excepción que no existe en ningún otro sitio de la República Argentina. Es ahí a su vez, donde se pueden atenderse los estudiantes y estudiantas que no tengan cobertura de salud.

“Un lugar con especialistas médicos, técnicos de laboratorio, extraccionistas, y personal administrativo calificado en esas tareas quedó en desuso en medio de una pandemia y por decisión exclusiva del rectorado”, denuncian los empleados y empleadas del lugar.

“Este movimiento del rectorado se puede interpretar de forma sencilla: es un área que no genera ganancias para la Universidad, sino un servicio a la comunidad y gastos”, concluyeron los trabajadores y trabajadoras.