Conocé a la biblioteca porteña que conjuga lectura, cultura y gastronomía

La Biblioteca Café con sede en Marcelo T. de Alvear Nº 1155 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, promete ser un espacio donde la Ciudad se detiene y otorga la posibilidad de disfrutar de la cultura, las expresiones artísticas y una excelente oferta culinaria.

“La Biblioteca Café este año cumple veintiuno años de existencia, nació en septiembre del año dos mil, bueno, yo tenía un sueño en la vida y lo realicé con la Biblioteca Café que era tener un lugar de espectáculos y de comida, siempre me había gustado hacer un lugar temático, bueno, y poco a poco lo fui logrando, con algunas vicisitudes, ninguna tan grave como estoy ahora, porque calcula que entre, empecé en el dos mil, o sea que me toco la crisis tremenda del dos mil uno, dos mil dos, la sortee, yo estoy en un espacio que es la asociación de bibliotecas de mujeres y que han tenido mucha paciencia conmigo, en este momento sobre todo tengo un gran agradecimiento, porque me están bancando toda esta situación terrible, fíjate que en este momento la cultura es una de las cosas más postergadas por toda esta situación, o sea, entonces bueno, siempre tuvimos espectáculos, prácticamente todas las noches, de muchos géneros y con muchos artistas notables, tuvimos esa suerte siempre, de tener mucho apoyo de los artistas, ya por la biblioteca pasaron grandes artistas como Lidia Borda, Marikena Monti que en este momento está presente en la programación, Ligia Piro y muchos más que ahora no te los voy a contar, mucha gente de jazz, espectáculos temáticos como por ejemplo música italiana, francesa, alemana, bienesa, de todo, todos los géneros que quieras, además de los géneros argentinos, latinoamericanos, o sea, es un lugar eclético, y siempre tratando de tener artistas importantes y también dando lugar a otra gente que no tiene otro lugar, porque un lugar a ser un club de música, también es un lugar para la gente que empieza y no tenga muchos antecedentes tenga un lugar, como es un lugar pequeño”, contó Edith MARGIULIS, titular del espacio La Biblioteca Café.

“Bueno, digamos, la lectura, es algo informal, nosotros no somos una biblioteca, el nombre por ahí presta a confusión, la biblioteca era, dentro del espacio que ocupamos que es la biblioteca de mujeres, este espacio era la biblioteca de la institución, y bueno, en un momento dado decidieron dejarla para esto, para espectáculos, para gastronomía, pero los libros, muchos libros ya se llevaron a otra para del edificio, los libros que ellos prestaban para los cursos que dan, y hay una carrera de diseño, curso de italiano, hay varias carreras, entonces se llevaron los libros correspondientes y todos los otros libros están para el público si van a tomar un café se sientan y miran el libro a veces se lo llevan y después lo traen, a veces no los traen pero bueno, no nos preocupa eso, porque está bien que los libros circulen, así como hay gente que no los trae también hay gente que nos trae libros, que dona libros, entonces para mi es otra cultura, que está viva y que circula y bueno es eso, la gente va a pesar de que no hay espectáculos ni nada, de que está muy tranquilo, se sienta en su computadora a tomar un café o a leer un libro mientras espera algo, es un lugar muy tranquilo, bueno, ahora todos los lugares son muy tranquilos, esto como esta en un semi subsuelo no hay ruido, en frente hay una plaza, en las ventanas se ve una plaza, entonces uno podría decir que Buenos Aires se detiene”, dijo en diálogo con Roberto VILLALOBOS ATLAS y Cintia NEVES.

“Aparte se ofrece almuerzo ejecutivo, o sea, la gente que está por las oficinas, o hay muchos estudios de abogados, oficinas, todo eso, ahora por supuesto, está en stad by, pero normalmente no.

Bueno, como podemos, o sea, primero hacíamos cosas por streaming o hacíamos espectáculos con foros reducidos que entraban quince personas, cuando se habilito el aire libre se nos ocurrió una cosa, que es que arriba de la biblioteca, el edificio es un palacio, fue una residencia, al lado del teatro coliseo, muy antiguo, pero esto se mantuvo era una residencia que fue donada para esto que en su momento se llamaba el consejo de mujeres, tiene unos salones muy bellos y tiene balcones, nos dejaron hacer los espectáculos en los balcones, los músicos y los cantantes están en los balcones, es muy lindo eso porque aparte de la gente que se sienta en la mesa la gente que pasa lo puede ver, quizá una persona paseando el perro se queda ahí, o cuando pasan los chicos, los autos se detienen un poquito, filma, tiene una repercusión más grande que un espectáculo interior, y está muy lindo esto, es muy lindo cantar desde esos balcones, iluminados, estilo rococó, con arañas de cristales, está muy bueno”, indicó en la producción radial Reporte Urbano que se emite todos los viernes por www.radioorion.com.ar, en dúplex con treinta y nueve retransmisoras asociadas a la red orión y declarada de interés para la comunicación social de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Haz clic aquí para escuchar la nota completa.