Ante la gran cantidad de casos confirmados de covid-19 en los barrios más humildes, comenzaron los testeos. En el Barrio 31 se realizaron 39 y hasta el momento 9 arrojaron resultado positivo. Los vecinos le reclaman al gobierno local asistencia sanitaria a los efectos de garantizar la cuarentena en familias con coronavirus.

Luego de varios reclamos y denuncias como así también de que se haya disparado en poco tiempo la cantidad de positivos de covid-19 en la Villa 31 del barrio porteño de Retiro, lugar en el que ya se reportaron 151 casos, iniciaron las pruebas casa por casa en ese barrio. Conforme a datos oficiales, el martes pasado se acudió a 158 hogares en los que habitan 496 personas. Se realizaron 39 testeos, de los cuales 9 fueron confirmados.

Por el momento faltan los resultados de otros veintitrés, que aún continuan en proceso de análisis. La actividad comenzó luego de que Ministerio de Salud de la Nación arribara en el barrio, poco después de que el Gobierno metropolitano fuera denunciado por diferentes organizaciones no gubernamentales debido a su omisión frente a la pandemia que azota al mundo entero. 

Posteriormente a que organizaciones locales tales cómo La Poderosa evidenciaran la situación, finalmente en el día de ayer el gobierno de la CABA tomó cartas en el asunto sobre la gravedad de la situación que padecen los barrios más humildes, no únicamente en la 31. En lo que respecta a la 1-11-14, dijo el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, que hasta el martes pasado fallecieron cinco personas y en total la cifra asciende a 249 en los barrios más humildes de la Ciudad de Buenos Aires.

Los testeos que iniciaron ayer no consisten en las pruebas rápidas ni masivas, pero la iniciativa propone tener los resultados durante las primeras 24 horas de realizado. Consiste en la prueba de PCR: es una metodología que se usa para hacer diagnóstico, dado que posibilita detectar rapidamente el genoma del covid en las muestras de la persona; esto permite la posibilidad de diagnosticar aún cuando existe una diminutiva cantidad de coronavirus, explicaron fuentes de ANLIS Malbrán.

Para alcanzar a los casos probables (por síntomatología o por contacto con otros positivos) la CABA sale a realizar una búsqueda manzana por manzana, con la colaboración de referentes, delegados y organizaciones de acción social.

Mientras existen sectores del barrio 31 que llevan 11 días sin tener agua, un equipo de organizaciones de la sociedad civil dio a conocer un comunicado con el objetivo de denunciar que “el Gobierno de la Ciudad no cuida al barrio” y llamaron a una iniciativa para el día de hoy durante el mediodía en la Manzana 109, en la que se encuentra la sede del Gobierno de la Ciudad, para denunciar la situación que padecen y pedir protocolos de cuarentena y acompañamiento, solución definitiva frente a la problematica del agua, cese de las demoliciones en Bajo Autopista y recolección de basura y fortalecimiento de los efectores de salud en la villa. La medida de fuerza, dijeron, es impulsada solamente por miembros de las entidades y cumpliendo con las medidas de distanciamiento social.

“Hoy las organizaciones volvemos a decir que con hambre no se puede atravesar la cuarentena, que es necesaria la asistencia alimentaria que debe garantizar y reforzar el Gobierno de la Ciudad, así como los insumos necesarios para la seguridad de las trabajadoras de espacios comunitarios, mujeres en su gran mayoría, que hoy están garantizando un servicio esencial sin reconocimiento económico excepcional por esta tarea”, sostuvieron CTA Capital, Barrios de Pie, Movimiento Evita Seamos Libres, MP La Dignidad, CTD Aníbal Verón y el Frente de Organizaciones en lucha. Y añadieron: “Para frenar esta situación es necesario que el Gobierno de la Ciudad deje de improvisar y garantice el aislamiento real para las familias infectadas proveyendo asistencia alimentaria, sanitaria y social”.