Diputados de la CABA denuncian al ejecutivo local por un faltante de 800 millones de pesos

Denunciaron al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires por un faltante de 800 millones de pesos que estaban destinados a comedores porteños

El presupuesto ejecutado hasta el mes de agosto para comedores escolares es de $3.531.129.891 según confirmó el ejecutivo local, pero hasta el momento únicamente  se destinaron 2.672.125.540 a canastas alimentarias. Existen más de 800 millones de pesos ejecutados dónde el destino no se conoce.

La administración de los comedores escolares por parte de la administración del jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta fueron repudiados por diversos sectores de la oposición y la comunidad educativa en general, en algunos casos por sobreprecios y en otros por la baja calidad de los productos. Actualmente, el desvío de los fondos del presupuesto destinado a las canastas escolares proporciona un nuevo escándalo. Las diputadas de la fuerza FIT, Myriam Bregman y Alejandrina Barry, propiciaron un amparo con el que lograron obtener, meses más tarde de su iniciación, el detalle del presupuesto ejecutado hasta el mes de agosto hacia los comedores escolares.

De esta forma, quedo expuesto que el Gobierno porteño gastó $3.531.129.891. Sin embargo, sólo 2.672.125.540 fue destinado a canastas alimentarias. En tal sentido, la denuncia pública titula: existen más de 800 millones de pesos ejecutados, dónde el destino no se conoce. La prensa local consultó al Gobierno porteño, quién negó las difamaciones arguyendo que no se habría contado agosto en el importe ejecutado, y que a su vez el importe «contempla el pago de redeterminaciones de Precios sancionadas por el Ministerio de Hacienda y Finanzas».

«A la fecha en que se brindó la información referenciada en el mencionado amparo aún no se contaba con la información referida a la ejecución presupuestaria de las entregas de canastas escolares nutritivas correspondientes al mes de agosto», fundamentan.

En tanto, la oposición de la Ciudad de Buenos Aires apunta a las diecinueve firmas de alimentos concesionadas que usa el ejecutivo de la Ciudad, varias de las cuales once disminuyeron salarios de sus empleados en los meses de abril y mayo y posteriormente solicitaron el ATP al ejecutivo nacional. Los diputados denuncian que las canastas a su vez poseen sobreprecios y no cumplimentan la calidad nutricional exigida. Desde el gremio docente Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) adicionaron que tampoco se están entregando el número de canastas declaradas desde la Ciudad de Buenos Aires.

En comunicación telefónica con la prensa de la Ciudad, el diputado porteño por la fuerza Frente de Todos, Santiago Roberto planteó: “Luego de la respuesta que el Gobierno de la Ciudad realizó casi tres meses después de recibir el amparo, nos enteramos que pagaban 1400 pesos por cada bolsón quincenal. Yo fui al supermercado de cercanía al que voy habitualmente, y por los mismos alimentos que trae el bolsón –incluso algunos de primeras marcas que claramente esos bolsones no tienen– pagué 653 pesos. Es decir, menos de la mitad. De ese modo podemos saber que hay un 115 por ciento de sobreprecio”.

Lo mismo fue ratificado desde el núcleo de la diputada Bregman en cuanto al importe de la canasta. “Basta con ir a un comercio de barrio para verificar que los precios de los alimentos que compra el Gobierno de la Ciudad están inflados”, argumentaron. Desde la UTE, Eduardo López expresó que “las canastas no solo son un desastre nutricionalmente, sino que tienen sobreprecios”. Pero a su vez, adicionó que “el Gobierno de la Ciudad les paga a las empresas, por ejemplo, por entregar 100 canastas, pero a las escuelas les entregan 50 porque, por la pandemia, no van todos los chicos a buscarlas. Se quedan con la plata de las 100, pero entregan la mitad, o incluso menos”.