“Poder hablar de un tema que generalmente no se piensa hasta que se necesita, como es la donación de sangre, la vida de muchos pacientes dependen únicamente de la donación voluntaria y cada donante puede salvar entre tres y cuatro vidas, generalmente las personas van a donar sangre cuando un familiar o un amigo necesita, entonces hacen lo posible, se organizan en el trabajo, van a donar, pero aun no existe una iniciativa de ir a donar en forma espontánea. La verdad que muchísima gente la necesita, hoy todos los bancos de sangre estamos en una situación crítica debido a la pandemia, y por supuesto, que siendo un año complicado, que las personas no quieren acercarse a los hospitales por miedo al contagio, es importante que sepan, que el área de los servicios de hemoterapia por ejemplo en el hospital Penna, el área de hemoterapia se encuentra en un sector fuera del área critica, está en planta baja, se recibe personas sanas porque los donantes son básicamente sanos y no hay enfermos en ese lugar, así que, deben acercarse con seguridad, entonces me gustaría poder transmitirle a la gente algunos temas a tener en cuenta para que se puedan acercar con total tranquilidad, porque es seguro, no hay riesgo de contagiarse ninguna enfermedad”, contó Norma LEGAL, médica hematóloga y jefa del banco de sangre del Hospital Penna.

“Ha disminuido mucho precisamente por el miedo al contagio y la gente no quiere acercarse al hospital, más o menos en el mes de mayo se implemento a través de la red transfusional de los veintidós hospitales de capital unas postas de donación que fueron en colegios, salones de fiestas, iglesias, donde nos permitieron instalar a modo de colecta para que los donantes pudieran acercarse a un lugar completamente fuera de un área de salud. Nos fue bastante bien y fue muy positivo, pero ahora al reanudarse las actividades, bueno, tuvieron que volver a los hospitales. En tiempos de pandemia es muy difícil, porque no solamente la necesidad del paciente de recibir sangre, sino la de los familiares que se han encontrado en una situación de enfermedad porque muchos han padecido el covid y no se podían acercar, así que, disminuyo en un ochenta y tres por ciento la donación de sangre”, expresó la profesional de la salud en diálogo con Roberto VILLALOBOS ATLAS y Cintia NEVES.

“Tienen que tener entre dieciséis y sesenta y cinto años, pesar más de cincuenta kilos, eso es lo básico, sentirse sano, no estar padeciendo ninguna enfermedad crónica y de todas maneras, una vez que ingresa el donante completa una solicitud que es una declaración jurada donde se le hacen unas cuantas preguntas que tienen que ver con sus hábitos, con su estilo de vida, si toma medicación o no, si está cursando alguna enfermedad, si se aplico alguna vacuna, todas esas preguntas están involucradas en esa planilla, no obstante, hay una entrevista clínica con algún médico especialista donde la entrevista se hace dinámica porque a veces hay medicación que impide la donación pero otras no. Esto es en el mismo momento, todo esto tarda aproximadamente quince minutos. Mientras se hace la entrevista también se le hacen los controles clínicos, le tomamos la presión, le hacemos un control de hemoglobina, que es no invasivo, coloca el dedo pulgar en un sensor y nos determina la cantidad de glóbulos rojos que tiene, si está apto para donar y se le toma la temperatura, si esas condiciones, se dan, tanto el control clínico como las preguntas y la entrevista, entonces pasaría al sector de donación, y la donación no lleva más de quince veinte minutos, se extraen entre cuatrocientos cincuenta mililitros, el donante en realidad se recupera en forma íntegra, no tiene ningún tipo de riesgo, no necesita reposo posterior, si se le da un refrigerio, el cuerpo repone rápidamente la sangre donada. El material es totalmente descartable, así que, es simplemente la dedicación de cuarenta y cinco minutos entre que ingresa hasta que se puede retirar”, subrayó LEGAL en el air de www.radioorion.com.ar, en dúplex con AM 690 y más de treinta y tres retransmisoras asociadas a la Red Orión.

“Son veintidós hospitales, los veintidós son bancos de sangre, después hay otros bancos de sangre que son privados, como los hemocentros, está el hemocentro Buenos Aires, pero en el Estado son veintidós bancos de sangre. Tienen un abastecimiento por hospital y también tenemos la colaboración del same porque la red se encarga a veces de distribuir esas unidades cuando por solidaridad hay un hospital que necesita un grupo sanguíneo especial se otorga en forma solidaria y ese es el parte diario de todos los días, el poder ser solidario y dar a otros hospitales y que a veces necesitamos y otros hospitales nos dan a nosotros. El problema pasa cuando no hay donantes, entonces, no hay reposición”, ahondó.

“Hay hospitales que tienen alta complejidad o cirugías cardiovascular que eso implica que tengan una demanda mucho más importante. Yo te puedo hablar del Hospital Penna por ejemplo que es un hospital que tiene cuatrocientas camas y más o menos quinientas y setecientas transfusiones mensuales, así que, nosotros necesitamos si o si entre trescientos y cuatrocientos donantes mensuales”, finalizó

Haz clic aquí para escuchar la nota completa

Banco de Sangre Hospital Penna

[email protected]

WhatsApp 1125527549