El Gobierno de la Ciudad a través de AGIP impulsa una moratoria a 10 años para todas las deudas tributarias

Se va a prorrogar hasta fin de año la suspensión del SIRCREB, que actualmente beneficia a  220.000 PyMEs y a los pequeños contribuyentes.

El Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires propondrá ante la Legislatura porteña un proyecto de ley para la implementación de nuevos planes de facilidades de pago de impuestos.

El proyecto que fue elaborado por la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP), impulsa planes de facilidades para todos los contribuyentes y que a la vez, alcanzan a todos los impuestos.

Según lo que establece el proyecto, se podrán incluir aquellas deudas que ya están vencidas al 31 de julio del 2019 y el plazo para poder inscribirse finalizará el 31 de diciembre. Asimismo, el proyecto contempla también el levantamiento de embargos para aquellos contribuyentes que se acomoden a dicho plan.

Por otra parte, los pequeños y medianos contribuyentes podrán acceder a un plan especial, que se podrá realizar hasta un máximo de 120 cuotas y a la vez, cuenta con la posibilidad de pagar la primera cuota recién a los 90 días desde que se adhiere.

En el caso de los grandes contribuyentes podrán ejecutar un plan de pagos hasta en 60 cuotas. Otra opción que se ofrece es pagar el 10% del total de la deuda como anticipo y lo que resta en 90 cuotas.

Asimismo, todos los planes cuentan con la condonación de intereses y sanciones; y el interés de financiación representará un esquema ascendente en el plazo, pero siempre debajo de la tasa de interés del mercado.

Por otra parte, en el marco de una serie de medidas de tranquilidad fiscal para las PyMEs, la AGIP planteó prorrogar la eliminación temporal de las retenciones bancarias conocidas como SIRCREB, Sistema de Recaudación y Control de Acreditaciones Bancarias.

De esta forma, hasta el 31 de diciembre de éste año se excluirá de estas retenciones a los contribuyentes que hayan facturado hasta $ 15 millones durante el año pasado.

Actualmente, esta medida viene beneficiando a más de 220.000 PyMEs y a los pequeños contribuyentes, colaborando, de ésta forma,  con la recuperación del sector.

A la vez, la AGIP facilitó los trámites para resolver de manera rápida los reclamos que tienen que ver con la devolución de las retenciones bancarias SIRCREB. De ello se deduce que de los 17.831 casos presentados, debido a la aplicación de estas fáciles resoluciones, ya se han resuelto de forma favorable unos 17.178 casos, es decir, que representa a más del 96% del total de ellos.