El Gobierno volvió a ofrecer el 12% pero en dos cuotas: rechazo en los gremios y paro por 48 horas

Los 17 sindicatos docentes se reunieron este mediodía con la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, para continuar las negociaciones salariales: recibieron la misma oferta de un aumento del 12%, pero en dos cuotas en lugar de tres. El gremio mayoritario ya expresó su rechazo. El jueves comienzan las clases, pero se mantendría el paro el 5 y el 6 de marzo.

Además de disminuir una cuota, la propuesta contemplaría la activación de la cláusula gatillo del 2017 -un 3,5% sobre el sueldo de marzo-. El Gobierno porteño ofreció asimismo un plus por capacitación y título, además de comprometerse a convocar a los docentes en octubre para volver a discutir.

El secretario adjunto de UTE, Guillermo Parodi, anunció que el gremio rechazó la nueva oferta y argumentó que “sigue siendo de 12%, con la diferencia de que en lugar de tres cuotas, el pago será en dos”.

“Los funcionarios quedaron en hacer una nueva convocatoria. Estamos dispuestos a reunirnos las veces que sea necesario”, aseguró el gremialista, quien aseguró que la propuesta “está muy lejos de lo planteado por los maestros”.

Además, se quejó de que la administración porteña “propuso una cláusula de revisión, en vez de gatillo”. “Son 1.700 pesos de aumento a lo largo del año. Está lejos de un salario justo”, criticó y ratificó, así, el paro anunciado para el 5 y 6 de marzo próximo.

Desde Ademys, otro de los gremios, anunciaron en cambio un paro para mañana jueves, por lo que no iniciarán las clases, y tildaron la nueva propuesta de Acuña de “insulto a los docentes”.

“No entiendo por qué sacan un paro antes de terminar de discutir. Buenos Aires es una de las tres jurisdicciones que mejor paga. Estamos trabajando en función de la situación presupuestaria de la ciudad”, sostuvo el subsecretario de la Carrera Docente del Ministerio de Educación, Javier Tarulla, luego de la fracasada reunión.

En otro orden, el funcionario porteño afirmó que a excepción de UTE y Ademys que convocaron a un paro, los restantes 15 gremios “están dispuestos a seguir dialogando”.