El complejo denominado Estación Buenos Aires, en el barrio porteño de Barracas, se inició durante la gestión de los Kirchner. Su desarrollo lo impulso el gobierno nacional conjuntamente con el porteño. Aún no están seleccionados los beneficiarios, pero ya preocupa que el aumento de las cuotas perjudique a los ciudadanos, tal como sucede con las adjudicaciones de la Villa Olímpica.

Frente a los inconvenientes para lograr tener una propiedad en territorio porteño, cada vez que aparece una oportunidad existe un gran caudal de inscriptos. Así fue como sucedió con los departamentos de la Villa Olímpica, aunque actualmente los beneficiarios se quejan del aumento de cuotas y reclaman soluciones para hacer frente a los pagos ante la suba desproporcionada. En este sentido, un nuevo programa a estrenarse en el barrio porteño de Barracas recibió 12.659 inscripciones, donde las propiedades disponibles son solamente 2396.

Luego de la primera inscripción, comenzará el mecanismo de selección entre aquellos que cumplan con los requisitos formales y legales conforme a un sistema de puntaje. El complejo estará cargo del plan nacional ProCrear y el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC), fue gestado en lo que fuera una playa ferroviaria del ferrocarril Belgrano Sur, atrás de la cancha del club Atlético Huracán y se estima que albergará aproximadamente a unas 10.000 personas.

Los departamentos serán de 1, 2, 3 y 4 ambientes; tienen entre 30 m2 y 90 m2 cubiertos. Para cuando termine el año, se estiman a su vez dos colegios iniciales en el complejo. Al principio se había dado a conocer que las primeras unidades funcionales se entregarían en el segundo semestre del año 2017, pero esto nunca ocurrió.

La iniciativa había sido lanzada en el año 2014 durante la gestión anterior de Cristina Kirchner. Las unidades funcionales concluyeron el mes anterior y se inició la inscripción para acceder a los créditos. Los ciudadanos que tengan algún interés en el proyecto deberán tener ingresos familiares mensuales de entre cuatro y ocho salarios mínimos vitales y móviles; también, no registrar antecedentes financieros negativos en los últimos 24 meses, entre otros requisitos pautados.

En las próximas tres semanas, agentes del IVC y de ProCrear validarán inicialmente los datos de cada solicitud y asignarán puntos para seleccionar a los beneficiarios. Las propiedades se adquirirán mediante una línea de créditos UVA de hasta 30 años que ofrece el Banco de la Ciudad. Los créditos tendrán un financiamiento de hasta el 90% y los que resultasen ganadores deberán contar con un mínimo de 10% del valor del inmueble de ahorro previo.

Los importes varían desde $1.680.000, valor de un ambiente y $5.770.000, valor de 4 ambientes, con un precio del metro cuadrado de entre 1300 y 1400 dólares. El dirigente del IVC, Juan Maquieyra, afirmó: «A través de esta propuesta, con el ahorro previo y el precio del metro cuadrado más bajo de la ciudad, estamos logrando que cada vez más familias puedan comprar su propia casa». De todas formas, existen dudas a partir de lo sucedido con las viviendas de la Villa Olímpica. En el proyecto de Barracas, las mudanzas iniciales podrían concretarse alrededor del mes de Junio del presente año.