El retorno a clases será con más presencialidad en la Ciudad

Regresa la presencialidad en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Entidades gremiales alertan que podría propiciar la tercera ola de contagios covid-19.

“La apertura escolar de principios de años trajo aparejada, en nuestro país, a la segunda ola; el inicio de la segunda parte del año será el desencadenante de una tercera ola ya anunciada”, alertó el colectivo de “Docentes contra la Presencialidad en Pandemia”, D.C.P.P.

La conclusión del receso de invierno arriba con una gran cantidad de presencialidad decidida por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y revive el reclamo de los sindicatos docentes. Mientras que la organización gremial Ademys inicia la semana con un paro, la Unión de Trabajadores de la Educación – sindicato UTE- lamentó la ausencia de información difundida a tiempo sobre los novísimos protocolos y el colectivo “Docentes contra la Presencialidad en Pandemia”, más conocido como D.C.P.P., organizó protestas para la jornada de hoy.

“El ministro de salud porteño, Fernán Quirós, declaró hace varias semanas que es inevitable la llegada de la tercera ola y la variante Delta del Covid-19. En estos últimos días se han confirmado, en la Ciudad, casos de circulación comunitaria de esta cepa. Si el riesgo en perspectiva es tan grande ¿por qué el gobierno apura el amuchamiento de estudiantes en las aulas? Porque, en nombre de una supuesta ‘recuperación económica’ (que la mayoría del pueblo argentino sólo conoce de nombre) se pretende erradicar cualquier tipo de licencia para trabajadores -padres y madres- en sus lugares de trabajo y que las escuelas funcionen como guarderías. Esto también forma parte de la contienda electoral”, sostuvo el colectivo D.C.P.P., que llamó a una concentración masiva en el Obelisco porteño la mañana de este lunes, con gigantografías, panfletos, carteles y “semaforazos”.

“No podemos dejar pasar en silencio este gravísimo ataque contra la salud y la vida de estudiantes, docentes, sus familias y el pueblo en general. Es importante señalar que la presencialidad escolar implica un aumento directo en la cantidad de contagios, la proliferación de nuevas cepas y, en consecuencia, el colapso sanitario. Hay evidencia de esto a nivel mundial. La apertura escolar de principios de años trajo aparejada, en nuestro país, a la segunda ola; el inicio de la segunda parte del año será el desencadenante de una tercera ola ya anunciada”, indicaron.