El sábado comienza la VTV en la Ciudad

Con la inspección de unos 1000 rodados radicados en territorio porteño, se pondrá en marcha el sábado la verificación técnica vehicular (VTV), obligatoria para los autos desde los cuatro años de antigüedad o 60.000 kilómetros recorridos y para todas las motocicletas, incluidas las recién salidas de fábrica. El último dígito de la patente determinará el mes en que las unidades deben someterse al control: durante octubre, será el turno de aquellas que finalicen en cero.

La verificación podrá realizarse en cualquiera de las siete plantas habilitadas en las comunas 4 y 15, de acuerdo con la comodidad de cada solicitante al momento de tramitar el turno. Los establecimientos ya se encuentran en condiciones después de ciertos atrasos en el montaje, lo que postergó un mes la aplicación de la VTV, que debía regir desde el 1° de septiembre.

En la planta de Herrera 1995, por ejemplo, los mecánicos realizaban ayer diferentes pruebas en las 12 líneas de control con el propósito de agilizar el paso de los vehículos para que el trámite sea rápido y eficaz.

En noviembre deberán acudir los rodados con patentes que culminen en 1. El cronograma se interrumpirá durante diciembre y enero y se reanudará en febrero, cuando deberán concretar la inspección los vehículos cuyos dominios terminen en 2. El orden continuará de la siguiente manera: marzo, 3; abril, 4; mayo, 5; junio, 6; julio, 7; agosto, 8, y septiembre, 9.

La instrumentación de la VTV en la ciudad fue establecida por una ley sancionada hace casi 10 años. El sábado, finalmente, se pondrá en marcha con 48 líneas de verificación distribuidas en siete plantas. El trámite tiene un costo de $ 680 para los autos; en el caso de las motos, la tarifa se reduce a $ 255.

Otras dos plantas se sumarán en los próximos meses, lo que elevaría a 60 el número de líneas. Con el sistema funcionando a pleno, se podrían controlar hasta 166.000 vehículos por mes. Los primeros 1000, este fin de semana.