En 4 de cada 10 cuadras de la Ciudad podría haber parquimetros

El nuevo sistema de estacionamiento medido en la Ciudad, que dejará atrás los parquímetros para reemplazarlos por terminales multipropósito, abarcará unas 10.000 cuadras de las 24.400 que hay en la Ciudad (40,9%), según el proyecto del Gobierno porteño que es debatido en la Legislatura y pretende su aprobación antes del fin de año parlamentario.

Los alcances de la iniciativa fueron precisados por funcionarios del Ejecutivo local ante la reunión de asesores de la comisión de Tránsito y Transporte de la Legislatura, donde dieron a conocer el listado de calles contempladas dentro de los pliegos para la licitación del sistema de estacionamiento regulado. Los funcionarios indicaron que serán unas “10.000 cuadras”, de las 24.400 con que cuenta la Ciudad, no obstante desde la comisión parlamentaria se efectuaron algunas consultas a los funcionarios sobre la inclusión de algunos sectores de diversos barrios que estaban en duda, entre ellos, las zonas comerciales de Villa del Parque y Devoto.

El pliego de licitación divide a la Ciudad en cinco zonas y amplía de 4.000 a 87.000 las plazas por las cuales se deberá pagar para dejar el auto, con lo cual se incrementarán también la cantidad de barrios a los que llegará el sistema de estacionamiento medido. También establece varias tarifas: el costo de la que se aplicará en zonas comerciales, llamada progresiva, aumentará a medida que sumen las horas de estacionamiento, mientras que en los sectores de menor densidad de circulación de gente regirá la sencilla. Y se contemplará la gratuidad dentro del sistema tarifado para los vecinos residentes, de modo que si dejan el vehículo en las calles en las que se comenzará a cobrar quedarán exceptuados del pago, por un solo auto.

El proyecto, que cuenta con 340 hojas, reproduce los pliegos de bases y condiciones generales, particulares y especificaciones técnicas de la licitación nacional para otorgar la concesión del servicio de estacionamiento regulado en la Ciudad, cuya regulación está estancada desde hace tres años debido a amparos judiciales.

Según el texto, “el pago de las tarifas de estacionamiento medido será únicamente a través de medios electrónicos, como tarjetas sin contacto, de crédito y débito o mediante aplicaciones instaladas en teléfonos celulares o dispositivos móviles o a través de Internet”.

El dueño del vehículo deberá ir hasta una de las 2.000 terminales multipropósito para ingresar el número de la patente, su ubicación y pagar la tarifa correspondiente. Así quedará habilitado para el estacionamiento, sin la necesidad de obtener el ticket que antes debía dejarse dentro del auto, ya que no se expenderán más. “Esas terminales van a reemplazar a los parquímetros y estarán situadas a no más de 100 metros de donde la persona deje su auto”, informaron fuentes oficiales y precisaron que van a ser adquiridas por el Gobierno de la Ciudad por un costo de 18 millones de dólares, pero el mantenimiento posterior estará a cargo de las empresas que ganen la licitación.