En las escuelas de la ciudad, faltan 500 docentes

Para la ministra de Educación el problema es que la carrera de formación docente es muy larga y no se valora el rol del maestro. Los gremios comparten el diagnóstico pero se oponen a los dichos de la ministra.

La ministra de Educación, Soledad Acuña, aseguró que faltan maestros en las escuelas públicas porteñas. Dijo que hay 250 grados sin docentes. Para ella el problema es que la carrera de formación es muy larga y que el rol del docente ya no es valorado.

“Queremos en nuestros institutos de formación, que son de excelencia, apurar la formación para que los jóvenes se puedan recibir más rápido y así ejercer la profesión y volcarlos a nuestros programas”, aseguró Acuña a la agencia Télam.

En los sindicatos reconocen el problema, hablan de 500 cargos vacantes. “Sin duda compartimos el diagnóstico: hay 500 vacantes porque no hay maestros. Pero no creo que la solución sea acortar la carrera, hay que hacerla más accesible”, dijo Eduardo López, secretario general de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE).

Según explicó López, la carrera para ser docente dura cuatro años, pero tres hay que hacerlos en doble turno: mediodía para las prácticas y mediodía de cursada. “Es como seguir en la secundaria, sólo pueden estudiar quienes no tienen necesidad de trabajar. Para alguien que trabaja y estudia es imposible”, opinó el gremialista y agregó: “No hay que hacer más fácil la carrera. Hay que mantener la calidad y hacerla más accesible, más similar a una carrera universitaria”.

Para la ministra, otro de los motivos porque los jóvenes no eligen la carrera es que a los maestros ya no se los valora. “No se respeta a la persona que lleva un delantal blanco”, fueron las palabras de Acuña.

Desde UTE tampoco coinciden con esta premisa. “El docente es una de las profesiones más valoradas en nuestro país. Todo el mundo cree que lo mejor para un chico es estar en la escuela y en la escuela estamos nosotros, los maestros. Además es la única profesión que a la vez es un adjetivo”, se jacta López haciendo referencia al término maestro que se usa para alguien habilidoso o capaz.

En Ademys –otro sindicato docente- comparten el problema de la falta de maestros. “Efectivamente no hay docentes, pero acortar la formación no es la solución. Hay que pensar algún dispositivo para los estudiantes. Un sistema de becas o una residencia como la de los médicos, por ejemplo, y que las prácticas sean rentadas”, opinó Jorge Adaro, secretario general de Ademys.

Sin embargo, Adaro cree que el responsable principal por la falta de maestros es el Ministerio de Educación. “El sistema educativo esta completamente atomizado por culpa del gobierno. Crearon programas que funcionan por fuera de las escuelas y para eso sacan maestros de las aulas”, se quejó Adaro.

 

Fuente: Redacción Z