Enfermeros de la Ciudad fueron reprimidos por la policía local en el Día de la Sanidad

La Policía porteña reprimió a trabajadores de la salud que se concentraron en el parlamento porteño a los efectos de entregar un petitorio.

Empleados y empleadas de la salud marcharon en conmemoración del Día de la Sanidad con el objetivo de peticionar su reconocimiento como profesionales. Se trata de enfermeros y enfermeras que no son considerados profesionales. Muchos de ellos fueron lastimados por la fuerza policial de la Ciudad de Buenos Aires. “Tuvo que venir una pandemia para que quede en evidencia el rol fundamental que tienen los enfermeros y enfermeras», sostuvieron.

Enfermeras y enfermeros de los diversos nosocomios públicos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires marcharon en la jornada de ayer a la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires con la intención de entregar un petitorio que insta a su reconocimiento como profesionales de la salud, y reclamar mejoras contractuales que incluyen un aumento en los salarios vigentes. Cuando arribaron al parlamento porteño fueron reprimidos por efectivos de la fuerza policial del Gobierno local.

En un comunicado anterior al suceso, indicaron: “Tuvo que venir una pandemia para que quede en evidencia el rol fundamental que tienen los enfermeros y enfermeras. Se trata de una cuestión de derecho porque son profesionales de la salud y también, por supuesto, una mejora en su salario. Si sus sueldos se incrementan no van a tener la necesidad de estar, como les pasa ahora, en varios trabajos. Reconocerlos como profesionales significa una mejora en la calidad de la atención hospitalaria”.

En tanto, la diputada de la Ciudad por la fuerza Frente de Todos, Victoria Montenegro, miembro activo de la Comisión de Salud del parlamento de la Ciudad, sostuvo: “Todos los que alguna vez acompañamos a alguien en un hospital, sabemos la importancia y el valor del trabajo en enfermería”.

Las licenciadas y los licenciados en Enfermería poseen título de grado expedido por múltiples universidades. Pese a esta situación, no son encasillados dentro del sistema de salud sino como empleados administrativos. Las licenciadas y los licenciados en enfermería prestan labores durante las veinticuatro horas del día, los trescientos sesenta y cinco días del año calendario y llevan adelante más del setenta por ciento de todas las prestaciones que reciben los ciudadanos en los diferentes niveles de atención. Se encuentran en la primera línea de fuego frente a múltiples patologías, entre las que se encuentra el covid-19.