Existen 151 postas aeróbicas para realizar actividad física en la Ciudad

Desde la creación de las postas aeróbicas en 2013, su uso gratuito son la opción para quienes no desean el encierro de los gimnasios, y prefieren realizar actividad física al aire libre.

Desde la Secretaría de Atención y Gestión Ciudadana, inauguraron 34 espacios verdes en 2018. “Las plazas de la Ciudad, además de ser un punto de encuentro, recreación, participación e integración social, son espacios que los vecinos utilizan para mantener una vida saludable y activa a través del deporte”, explicó Facundo Carrillo, a cargo del área que impulsa la transformación de los espacios verdes.

Los 151 espacios deportivos se encuentran distribuidos por toda la Ciudad, entre ellos el Alfonsina Storni en San Telmo, Lucio Demare en Núñez, parque Leonardo Pereyra de Barracas, y las plazas Monte Castro de la comuna 10, Gral. Benito Nazar en Villa Crespo, plaza Mafalda de Colegiales, son algunos  que ya cuentan con postas aeróbicas.

Cada una de las postas deportivas ocupa un espacio de 155 metros cuadrados y están constituídas por diversos aparatos que permiten hacer un ejercicio integral. Cuentan con cintas caminadoras, dorsaleras simples, elípticos dobles, flotadores dobles, remos dobles, twisters triples, volantes chicos cuádruples.

“Trabajo como personal trainer en distintas plazas y siempre usamos los aparatos para mis clases, son un complemento buenísimo”. De lunes a viernes, e incluso los fines de semana», cuenta Santiago que prepara para sus alumnos circuitos aeróbicos que combina con ejercicios de fuerza.

Las máquinas que integran las postas fueron diseñadas para cumplimentar una rutina deportiva utilizando el peso del propio cuerpo. Ninguno fue creado para desarrollar musculatura, sino para realizar una actividad de tipo aeróbica.

Olga de 57 años trabaja a pocas cuadras de la Plaza Monseñor de Andrea en Recoleta y todos los días se ejercita antes de comenzar su jornada laboral. “Hace tres años vengo a esta plaza a hacer ejercicios, ya no voy al gimnasio. Dos horas antes de entrar al trabajo, vengo a caminar y uso las máquinas”.

Las grandes metropolis que ofrecen calidad de vida a sus ciudadanos no solo cuentan con servicios e infraestructura urbana de calidad, sino que también ponen a su disposición espacios verdes de uso público a través de políticas que simpatizan con el medio ambiente y la vida sana.

Las temperaturas en ascenso del verano en la Ciudad y los días que son más largos,  invitan a huir de los espacios cerrados e invitan a entrenar en las postas aeróbicas de las plazas y parques de la Ciudad. Los vecinos las prefieren porque son gratuitas, no tienen límite de horario y son de fácil acceso para cualquier persona.