Falleció una beba de dos meses tras ser aplastada por un ascensor en el barrio de San Telmo

El día Lunes, una beba de tan solo dos meses de edad falleció tras ser aplastada por un ascensor ubicado en una propiedad de la calle Bolívar en el barrio Porteño de San Telmo. Según trascendió, el coche se activó, a pesar de que su puerta y la del piso en dónde se encontraba la cabina estaban abiertas. El paragüitas con la criatura de dos meses de edad habría quedado posicionado en el medio de la puerta y, durante el ingreso de su mamá, el elevador, que fue solicitado desde otro piso, se habría desplazado, aplastando el cochecito de la beba contra el techo lindante. Hasta el momento hay ausencias de precisiones periciales, no obstante, sobre el trágico accidente consumado, compartimos a continuación algunas de las declaraciones que realizaron técnicos y profesionales del transporte vertical.

«Una tragedia, quizás evitable. El quizás es sólo porque uno no conoce lo que ocurrió exactamente y hay un sinnúmero de posibilidades propias del mantenimiento y otras que no», declaró el Señor Marcos Suárez

En tanto, el Ingeniero Jorge Fazzito, afirmó «Eso puede tener muchas variantes: ignorancia del técnico que pasó la última vez por allí y no lo observó o no lo dejó fuera de uso. El encargado que muchas veces mete mano y hace desastres (a veces instruido por los mismos técnicos para que no los llamen en la guardia le enseñan a puentear puertas), instalación eléctrica muy antigua que bajo ciertas circunstancias, cuando se pone algún componente a tierra, puentea las seguridades y funciona así. A su vez es probable que la empresa conservadora haya pasado presupuestos de actualización y nunca se los aprobaron, etc. Las variantes son muchas, hay mucho que especificar”

Por la contraria, algunos expertos refirieron «No hay mucho que especificar si el ascensor se mueve con la puerta abierta…yo creo que es simple es un error pésimo humano».

«Cuando una sola de esas puertas se abre, el ascensor no tiene que funcionar. Aquí no hubo una falla en un componente, sino en la línea de seguridad eléctrica de las puertas, que estaba ‘puenteada’, ya sea por un defecto técnico o en forma adrede. Estos episodios ocurren por la negligencia de las cuatro partes involucradas: el propietario o la administración del edificio, la empresa de conservación de los ascensores, el representante técnico y el organismo de contralor, que debe verificar que lo que señala el técnico es así», contó el Sr. Andrés Pozzo

«Dejen de hacer puentes permanentes en las series de seguridad y en cerraduras y verán cómo los ascensores no provocarán más accidentes», afirmó el Señor Pérez Juan

Horacio Osvaldo Ingegnieri, habló con la prensa y lamentó: «Las consecuencias son terribles. Pero las causas por lo que ocurren estás desgracias son múltiples y de variados sectores. Es terrible cuando los que miran no ven, los que oyen no escuchan y los que legislan forman parte de este grupo de ineptos».

«Los resultados lamentables cuando los financistas hacen mantenimiento», dijo Don Guillermo Durigon

«Seguro puertas puenteadas y gente irresponsable», declaró Lucas Monzón.

«¿Imprudencia o accidente? Seguridades de puertas puenteadas… » preguntó el Señor Nico Simonazzi.

«Seguridades puentedas para zafar y tratar de estirar más el uso de la cerradura. Hay que tomar conciencia de que el trabajo de mantenimiento de ascensores es un servicio de seguridad, ante todo. Seguridad al usuario y seguridad para nosotros los técnicos. Ojalá algún día se pueda regular todo de una buena vez y sacar a las ratas», dijo Gonzalo Vílchez.

Fabián Fernández comentó «Una vez al mes, se les hace un mantenimiento a los ascensores de cualquier modelo; creo que pasó por mal mantenimiento».

«Lamentablemente, es la competencia del que tiene el precio más barato el abono y a la vez el personal que no tiene conciencia y experiencia. Ojo: también puede ser que la cerradura se trabe o contacto», concluyó Guillermo Gil.