Gremios docentes de la Ciudad repudiaron las prácticas laborales

Diversos sindicatos docentes manifestaron una serie de críticas a las prácticas laborales que pretende llevar a cabo el ejecutivo porteño. Denuncian “Mano de obra precarizada”.

Durante la jornada de hoy, el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires dio a conocer las prácticas laborales obligatorias en alumnos del nivel secundario. Desde el gremio Ademys y UTE repudiaron la decisión y denunciaron que apunta a que “los jóvenes se constituyan en mano de obra gratuita en trabajos híper precarizados”.

El alcalde de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, y la titular de la cartera de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, anunciaron en la jornada de hoy mediante una conferencia de prensa un programa mediante el cual impulsan la realización de prácticas educativas obligatorias en ambientes laborales destinados a estudiantes del último año de colegios secundarios, tanto en establecimientos públicos como privados.

Desde los sindicatos docentes Ademys y Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) salieron a repudiar la medida,  a la que catalogaron como “mano de obra precarizada”.

Ademys viralizó un comunicado en el que manifestó: “Hemos rechazado estas prácticas ya desde 2017 cuando el gobierno pretendió establecerlas con la Secundaria del futuro, entendiendo que la formación del nivel medio debe consistir en una formación integral, con apropiación de conocimientos de múltiples disciplinas, con apropiación de herramientas y metodologías de estudio y de pensamiento crítico que permitan a les estudiantes continuar estudios terciarios o universitarios, comprender su realidad y transformarla o insertarse en el mercado laboral pero con habilidades basadas en el conocimiento crítico y aproximaciones a prácticas profesionales diversas”.

“La propuesta del gobierno de Larreta, que apunta a que lxs jóvenes se constituyan en mano de obra gratuita en trabajos hiper precarizados en los que de ninguna manera se apropien de conocimientos, separándolos además del tiempo de aprendizaje dentro de la escuela, implica un empobrecimiento y vaciamiento de la escuela secundaria que de ninguna manera puede ser aceptado”, ahondaron.

Para finalizar, soslayaron que la medida “pretende ser implementada luego de más de un año y medio de virtualidad, que implicó innumerables dificultades educativas que se profundizarán, generando una mayor desigualdad educativa”.

En tanto, UTE advirtió: “Larreta intenta nuevamente sacarles horas de clases a los estudiantes de los últimos años del secundario para que, en lugar de estudiar y aprender en la escuela y desde la escuela, sean mano de obra barata y precarizada de empresarios vinculados al Jefe de Gobierno”.

“Una vez más, con anuncios mediáticos y unilaterales encubre la reducción del presupuesto educativo mientras financia la precarización juvenil a costa de la pérdida de días de clase de lxs estudiantes secundarios”, alertaron. “Los jóvenes estudiantes de las escuelas son sujetos de derecho educativo y no peones precarizados al servicio de Larreta y sus socios empresarios”, finalizaron.