Homenaje a los Bomberos del Cuartel X de Lugano

Se llevó a cabo un homenaje a los Bomberos de la Ciudad que le salvaron la vida de un niño de dos años. El evento fue encabezado por el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, cuyo objetivo principal era reconocer a los Bomberos de la Ciudad del Cuartel X del barrio porteño de Lugano que salvaron la vida a un niño de dos años.

En el acto, que se realizó en la sede del cuartel, se encontraban participando, además, el pequeño Noah, sus padres Sergio y Alejandra, el jefe del Cuerpo de Bomberos de la Ciudad, Juan Carlos Moriconi, y la jefa del cuartel, comandante Claudia Baremboin.

“Estamos con Sergio, Alejandra y Noah, muy felices, reconociendo el trabajo excepcional que realizan nuestros Bomberos de la Ciudad, en este caso particular salvando la vida de Noah con las rápidas reacciones que tuvieron”, destacó D’Alessandro.

El pasado 26 de agosto, Sergio Rípoli, llevó en sus brazos a su hijo Noah, de dos años, inconsciente, hasta el Cuartel X, en donde los Bomberos que se hallaban en servicio asistieron de emergencia al niño, reanimándolo y utilizando una máscara AMBU.

De esa manera, el niño fue estabilizado hasta aguardar el arribo de una ambulancia del SAME que finalmente lo trasladó hasta el hospital Piñero.

El funcionario explicó que posteriormente se comprobó que el niño sufría de epilepsia, “pero en ese momento había quedado rígido y dejó de respirar”.

“El padre acudió aquí a los bomberos, y con las maniobras de reanimación, en las que se capacitan y practican, pudieron estabilizarlo y así llegar hasta el hospital. Hoy lo vemos a Noah jugando con una de sus pasiones, que es el autobomba”, soslayó D´Alessandro.

En tanto, la comandante Baremboin sostuvo: “más allá que esta es nuestra función diaria, este reconocimiento es muy importante, porque reconforta”.

Los Bomberos que asistieron en el salvataje a Noah, fueron el capitán Cristian Roberto Gonçalves, el subteniente Hugo Daniel González, el bombero superior Cristian Ezequiel Mattio y el bombero calificado Sergio Nahuel Sosa.

“El primer reconocimiento lo tuvieron en el cuartel”, continuó Baremboin.

Sergio reside en un edificio frente al Cuartel y expresó su difícil vivencia de aquel día: “Noah convulsionó, de repente dejó de respirar. Una vecina me ayudó y lo primero que decidí fue venir acá. Los había visto cómo se capacitan y ni bien llagamos lo asistieron hasta la llegada del SAME, que lo vino a buscar rápido”.

El padre aseguró que no deja de agradecerles lo que hicieron por su hijo: “ya vinimos a darle las gracias dos o tres veces y este reconocimiento para nosotros también es importante por ellos”.

Para finalizar, Alejandra, confirmó que Noah hoy está bien y “aunque los bomberos digan que es su trabajo, siempre vamos a estar agradecidos y valorar lo que hicieron”.