“Desde el Hospital claramente nos cambio todo, nos cambio todos los planes, todo lo que pensábamos hacer en dos mil veinte y gran parte del dos mil veintiuno lo tuvimos que replantear, nos cambio el mundo para nosotros. Hasta marzo del año pasado, teníamos proyectos para concretarse que tuvieron que reformularse, enfocarnos para lo urgente, los hospitales están pensados para lo urgente, eso nos favorece siempre, pero nos saco de nuestro punto de confort”, dijo el Lic. Ariel GOLDMAN, Gerente Operativo del Hospital Álvarez del barrio porteño de Flores.

“Los hospitales, los médicos, el sistema sanitario siempre estuvo al límite, siempre trabajamos al límite, no es que estábamos con medio hospital vacío, siempre las terapias intensivas estuvieron trabajando al límite, antes de las pandemias, las diferencias y lo que nos desgasto mucho es que nos enfrentamos a algo no habitual, algo desconocido, que nos dio temor, que nos enfermó, algo que realmente no fue sencillo, el hospital para que tengas una idea del cambio, de consumir tres mil barbijos por mes pasamos a consumir cincuenta mil barbijos por mes, de consumir doscientos pares de botas por semana, cerca de diez mil a treinta mil pares de botas según el momento, entonces nos cambio todo, la forma de trabajar, la forma de relacionarnos, la forma de relacionarnos con el paciente, que esto es fundamental, en el ámbito de salud, no nos olvidemos que vengo de económicas y uno entiende todas las relaciones económicas que hay en el medio, el punto neurálgico de la salud no es la economía, sino es la relación medico paciente”, sostuvo GOLDMAN en diálogo con la Lic. Amalia BARCÁN para el programa de los Dres. Roberto VILLALOBOS ATLAS y Cintia NEVES que se emite por treinta y nueve retransmisoras en ocho países asociadas a la red orión.

“Hay muchos profesionales involucrados en un hospital, creo que de los sectores económicos, el más complejo, desde la interdisciplinariedad, porque tenemos servicio social, odontólogos, quinesiólogos, técnicos, licenciados, digo, salud mental, psicólogos, tenemos una cantidad de profesionales, y de no profesionales universitarios pero si profesionales por su trabajo muy grande que hay que coordinar, que hablamos lenguajes distintos, que nos formamos en distintas culturas, y acá converge todo y mientras tengamos el foco en el paciente las cosas empiezan a fluir, cuando perdemos el foco del paciente es donde tenemos las dificultades”, continuó el profesional de la salud al aire de www.radioorion.com.ar.

Haz clic aquí para escuchar la nota completa.