Inauguraron éste martes las obras de puesta en valor en Plaza de Mayo

Larreta dijo que esta reinauguración “es parte de la transformación que estamos llevando a adelante en toda la Ciudad de Buenos Aires” y que “como siempre, obra que nos comprometemos, obra que terminamos”.

El Jefe de Gobierno declaró el “haber recuperado esta simbólica, céntrica y tan histórica Plaza de Mayo” y que “además recuperamos el espíritu que dejó el diseño de (Carlos) Thays, con el color blanco, con más espacio verde, con más amplitud para caminar en las veredas”.

“Esto va a beneficiar mucho toda la circulación de los vecinos de la Ciudad o quienes nos visitan por toda la zona céntrica”, expresó.

Recordó además que estas obras son parte “de la recuperación del Eje Cívico que empezó con el arreglo de la Plaza del Congreso, el de la Avenida de Mayo y la recuperación de las fachadas más históricas”.

La puesta en valor incluye la ampliación de las superficies de reunión y de las veredas con el ensanchamiento de los senderos peatonales, sumando 4.322 metros cuadrados más.

Se llevó adelante una restauración integral de la Pirámide de Mayo, que es el primer monumento nacional construido para conmemorar el centenario de la revolución de Mayo, y se integraron además las 4 estatuas que estaban en la Plazoleta San Francisco que formaron parte del monumento hasta el año 1912.

También se ampliaron las veredas sobre las calles laterales, y se eliminó un carril vehícular sobre la Avenida Hipólito Yrigoyen y otro carril sobre Avenida Rivadavia. Se agregaron distintas especies de árbóles y se construyeron canteros en los parquizados.

Se incorporaron luminarias para destacar los senderos; se pusieron nuevos bancos de descanso; se arreglaron las cuatro fuentes y se comenzó con un nuevo sistema de desagote y suministro. También se reemplazó el antiguo mástil que estaba allí, por uno nuevo.