La ApPrA habilitó el procedimiento para reportar uso indebido de agua

Desde el mes de marzo se receptaron casi 500 llamados al 147 advirtiendo sobre el uso indebido de agua

El 22 de marzo, casualmente, coincidiendo con el Día Mundial del Agua, la Agencia de Protección Ambiental (APrA,) que depende del Ministerio de Ambiente y Espacio Público, habilitó, a través de la aplicación BA 147, el procedimiento para que vecinos puedan denunciar situaciones de uso indebido de agua.

Desde que comenzó este proyecto hasta hoy se receptaron 490 denuncias y se enviaron 412 intimaciones con la finalidad de advertir el incumplimiento de la Ley 3684 que establece que el lavado y barrido de veredas sólo puede realizarse entre las 22 y 9 horas. Asimismo, para el lavado con agua deberá utilizarse balde o manguera con dispositivo de corte automático para no derrochar. Las tareas dispuestas se efectuarán sin obstaculizar ni molestar el tránsito de los peatones ni tampoco causar ruidos molestos; por otra parte, el producido del barrido deberá colocarse en los recipientes destinados a los residuos domiciliarios y no ser arrojados en la vía pública.

Después de la primera intimación, APrA debe volver a notificar por lo menos dos veces más. Si la conducta en infracción perdurara, el organismo debe enviar una inspección a efectos de labrar las actas correspondientes para la aplicación de una sanción.

Se debe tener en cuenta que sólo el uso de mangueras sin dispositivo de corte genera un flujo que genera, por minuto 19 litros de agua desperdiciados. Se estima que los consorcios destinan 24.581.250 de litros de agua por día sólo para dejar las veredas limpias.

Este procedimiento va direccionado a ocasionar un cambio cultural verdadero antes que aplicar sanciones y por eso se espera la participación de todos los vecinos como representantes de cambio.

A la vez, cada vecino utiliza un promedio de 600 litros de agua por día, o sea, 12 veces más de lo recomendado por la ONU, que sugiere el uso de 50 litros por día por persona, lo que genera un exceso en su utilización.

Desde el sindicato de encargados de edificios se han llevado adelante varias campañas relativas al cuidado del agua. Durante el año 2000 el gremio celebró un acuerdo con la empresa Aguas Argentinas, concesionaria del servicio, y fueron entregadas en ese momento,  miles de pistolas de corte para que sean utilizadas por los trabajadores de edificios en su trabajo diario, pero el uso de estos dispositivos sigue siendo muy diferente y todavía  no ha logrado imponerse.