La asociación ARTEI, inició una campaña virtual para visibilizar el estado crítico de los teatros independientes

Los complejos teatrales independientes lanzaron una campaña de visibilización evidenciar su estado actual

“Si no hay teatro, crece maleza” es el slogan de la campaña que impulsan por las redes sociales desde la organización ARTEI que incluye el hashtag #TeatrosBaldíos.

Sostienen que la circunstancia de los complejos teatrales independientes del territorio porteño es compleja. Desde que inició el aislamiento social, preventivo y obligatorio los sitios se encuentran cerrados y la economía repercute negativamente cada día a los efectos de mantener los diferentes espacios. ARTEI afirma que desde el ejecutivo de la Ciudad de Buenos Aires no brindan soluciones, lo único que se otorgó parcialmente fue el Fondo Metropolitano de la Cultura, las Artes y las Ciencias, que se abonó tarde y aún hay muchos complejos que no lo cobraron.

“Si no hay teatro, crece maleza. El teatro independiente, Patrimonio Cultural de la Ciudad, está en riesgo de desaparecer. Solo sobreviviremos de la mano de un Estado que acompañe”, fue el slogan que usaron las salas nucleadas en la Asociación Argentina del Teatro Independiente, más conocida como ARTEI con el objetivo de viralizar el dramático momento por el que se encuentra atravesando el sector y la ausencia de respuestas por parte de las autoridades de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La marcha en redes fue acompañada con el hashtag #TeatrosBaldíos y diversas fotografías que muestran de qué forma se observaría la cuadra sin todos y cada uno de esos complejos de la cultura de las porteñas y los porteños.

“A medida que transcurre el tiempo, los problemas se agudizan. Más aún cuando desde el Ministerio de Cultura de la Ciudad, a cargo de Enrique Avogadro, apenas de adoptaron medidas para paliar las consecuencias de la pandemia. A lo que se le suma un proyecto de ley de Emergencia Cultural cajoneado, pese a que miles de espacios y trabajadores de las artes escénicas lo vienen reclamando hace meses”, ahondaron.

“El sector se encuentra en una situación desesperante porque se cerraron los espacios en marzo y estuvimos todo este tiempo sin ingresos por nuestra actividad, salvo las obras que publicamos online con el formato gorra virtual. Algunos que otros hacen algún streaming en vivo, pero son los menos porque eso cuesta un dinero y conlleva sus riesgos”, afirmó Liliana Weimer, coordinadora la entidad.

“Por parte del Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Cultura, todos los sectores de la cultura hemos recibido diferentes líneas de ayuda. Son líneas con las que tratan de llegar a todos los sectores de todo el país, lo cual no es suficiente. Pero, por lo menos tratan de cubrir lo que se pueda”, dijo Weimer.

Y subrayó: “Por el lado del Gobierno de la Ciudad, nosotros como salas independientes, hemos recibido una ayuda de emergencia que se hizo entre finales de junio y principios de julio. Lo que estamos solicitando es una ayuda de emergencia, de acá a fin de año, y que se declare la Emergencia Cultural, para que no tengamos que encarar los cierres definitivos de los espacios”.

“En algunos espacios que tengan gran capacidad, quizás si se pudiera por ahí ayudaría en una mínima parte. Pero van a ser los menos. Es decir, va a ser muy complicado en estas condiciones abrir, aunque sea para el 30 por ciento de aforo. Lo que consideramos que el Gobierno de la Ciudad tiene que declarar la Emergencia Cultural y destinar partidas presupuestarias de ayuda al sector hasta que se pueda volver a trabajar de manera, entre comillas, normal”, finalizó la representante de la organización de la Ciudad de Buenos Aires.