La ex Cárcel de Caseros se convertirá en un gran complejo gubernamental

La ex Cárcel de Caseros situada en el barrio porteño de Parque Patricios se convertirá en un complejo gubernamental donde se emplazarán la Administración de Ingresos Públicos, el Archivo General de la Nación, y el Ministerio de Hacienda de la Ciudad.

Esta obra no solo ayuda a preservar un patrimonio histórico documental, sino que además colabora con el desarrollo de esta zona de la Ciudad”, expresó el Jefe de Gobierno porteñodurante la recorrida de las obras.

Se prevé que con la nueva ubicación de las dependencias se reubicarán  4 mil puestos de trabajo hacia la zona sur, y serán proyectadas para inaugurarlas a fin de éste año.

Horacio Larreta dijo que el hecho de “traer gente a trabajar acá, a consultar el Archivo, le dará mucha vida a un barrio que ya está resurgiendo con todo. Donde están hoy los restos de la vieja cárcel irá el Ministerio de Hacienda de la Ciudad, con lo cual se completará la recuperación de todo este espacio”.

Las nuevas obras van a mantener la fachada y el anillo externo del edificio ya que se las considera como patrimonio histórico de la Ciudad de Buenos Aires. Se creará además, un espacio público en el área central y en todo el perímetro de los edificios de gobierno.

Por otra parte, Frigerio señaló: “Es una obra que le está dando trabajo a 120 personas de manera directa, pero a muchos más de manera indirecta. Por estos trabajos se hizo una inversión de 460 millones de pesos. Estamos muy entusiasmados, es una obra importante para nosotros y para el Archivo General de la Nación, que ha sido rebalsado en cantidad con respecto a lo que podía soportar. La remodelación es fundamental para resguardar toda la memoria institucional de nuestro país.

En el año 2000, luego de innumerables reclamos de los vecinos de la zona, se cerró la cárcel y se la demolió. Al año siguiente, la Nación celebró un acuerdo con el gobierno de la Ciudad en el que constaba que se cedería esa manzana con la cláusula de que la Ciudad se hiciera cargo de la demolición y de la urbanización de la zona. Hacia el año 2008 se terminó con la demolición, y sólo se conservó el perímetro del muro.